PACK

La argentina cayó por nocaut técnico en el cuarto round. Estaba en juego el título mundial superpluma de la FIB.

El sueño de Anahí Esther Sánchez (15-2, 7KO) de ser nuevamente campeona del mundo chocó contra la potencia y la inmesa jerarquía de la francesa Maiva Hamadouche (16-1, 13KO), quien la superó por nocaut técnico en el cuarto asalto de la velada desarrollada esta tarde en París.

La púgil oriunda de Pergamino fue derrotada con claridad, luego de un castigo continuo y fue privada de alzarse con el título mundial superpluma de la Federación Internacional de Boxeo, que mantuvo campeona la defensora.

Fuente: TyC Sport

Seguir leyendo PRIMERA PLANA ►
error: ¡Agradecemos compartir la noticia!