PACK

Por PRIMERA PLANA

El juez principal del partido suspendido la noche del miércoles, en el estadio “Carlos Grondona”, Bruno Amiconi confesó que “nunca tuve una sensación igual de miedo” y que “jamás había sentido miedo de no poder salir de una cancha de fútbol”. Cuestionó el operativo policial y se defendió de las versiones que lo vinculan a favor del equipo que dirige Marcos Salvaggio. También resaltó la conducta de la mayoría de los jugadores de Juventud, pero no así del cuerpo técnico. La Fiscalía caratuló la causa como Daños, Lesiones Leves e Infracción a la Ley de Violencia en Espectáculos Deportivos.

El episodio de violencia que se vivió en el encuentro entre Juventud e Independiente de Chivilcoy, por los playoffs del Torneo Federal B de fútbol, se instaló rápidamente en los medios de comunicación más importantes del mundo.

La terna arbitral integrada por Bruno Amiconi y los asistentes Marcelo Acosta y Mauricio Luna, que fue salvajemente agredida, se encuentra en recuperación después de haber sufrido la noche más dramática de su carrera deportiva.

“Es más el dolor emocional por lo vivido que el dolor físico. El dolor físico es molesto”, pero “lo emocional es lo más fuerte, es lo que más cuesta sobrellevar”, afirmó Bruno Amiconi, en declaraciones al programa Nuestro Tiempo, de LT 35 Radio Mon.

Foto: Pablo Perrotta

El árbitro de La Plata explicó que “siempre se intentó llevar el partido adelante. Lo paramos en el primer tiempo porque estaban arrojando bombas de estruendo y volvimos a hacerlo en el segundo tiempo” porque “estaban prendiendo fuego los papeles que habían arrojado en la salida de los jugadores, pero en el minuto 45:19 estaban tirando a pegarle con cualquier cosa al asistente y era una cuestión de suerte y puntería” por esa razón “decido llamar al jefe del operativo, que en este caso era una mujer y cuando le preguntó si tenía efectivos para poner detrás del asistente para resguardarlo, porque seguíamos sosteniendo que lo mejor era terminar el partido en cancha y no suspenderlo, me responde que sólo contaba con dos. Apenas me contesta eso empiezo a ver cómo la gente se empezó a meter adentro del campo y sucedió lo que sucedió”.

VER NOTA RELACIONADA: El mundo habla de Juventud

El operativo de la policía

“Cuando llegamos a la cancha nos hablaron que había veinte efectivos afectados al operativo y cuándo les pido policías, entraron ella (por la responsable del operativo) y dos más”, se quejó el árbitro.

“En los videos se ve claramente que llegamos solos al vestuario. Destaco a un efectivo, que por lo que averigüé es de apellido (Oscar) Arguello, que cuando me caigo al piso se tira arriba mío para que no me peguen más”, contó Amiconi.

El juez de fútbol, que es empleado del Servicio Penitenciario Bonaerense, sostuvo que “uno quiere ser bien pensado y creer que verdaderamente la situación los sobrepasó, pero sinceramente el operativo se manejó mal”.  

El inicio de las agresiones

Bruno Amiconi dijo a LT 35 Radio Mon que “estaba en una posición de frente a la tribuna de Juventud y pude ver como se tiraban desde las gradas al campo de juego, que será una altura de dos metros. Se lanzaban como gatos”, graficó. Y reveló que  “fue algo increíble. Nunca tuve una sensación igual de miedo. Jamás había sentido miedo de no poder salir de una cancha de fútbol”.

http://douglashaig.com/

El árbitro confirmó que “un solo jugador fue identificado participando de las agresiones. Y destaco cómo actuaron los jugadores de Juventud” porque “si no hubiese sido por el arquero (Patricio) Abraham todavía estoy adentro de la cancha. Me voy a cansar de resaltarlo porque él es uno de los que me abre lugar para que me pueda escapar. Porque sentía que me mataban”.

Por otro lado, apuntó contra el profesor del plantel local. “Cuando vi que había tanta gente adentro de la campo era tratar de llegar como se pudiera al vestuario. Y hubiese llegado si no era porque el preparador físico (Martín Dinatale) me agarra y me tira al suelo”.

Foto: Interior Futbolero

La responsabilidad del cuerpo técnico     

“Tengo la suerte de haber dirigido el año pasado dos finales, dos cuartos de final y dos semifinales del Federal C y dos semis del Federal B y conozco que cuando un equipo se queda afuera se vive un grado de tensión importante”, admitió. Aunque reveló que “me llamó mucho la atención lo del preparador físico de Juventud (Martín Dinatale), que fue expulsado en el primer tiempo, que se lo notaba muy exacerbado y cuando ingresamos al vestuario en el entretiempo nos pateó la puerta y nos dijo que si no dábamos vuelta el partido nos iban a matar a los tres”.

Amiconi subrayó que “lo tomamos como alguien que no estaba pudiendo manejar bien sus emociones. Lo hablé con los asistentes y coincidimos en no dejarnos amedrentar por un sujeto que estaba más preocupado en que si la terna arbitral estaba comprada o no que por lo que estaba haciendo su equipo dentro de la cancha. Decidimos continuar y seguir dirigiendo que es para lo que estamos preparados”.

El árbitro puso la lupa en la conducta del entrenador de Juventud, Adrián Antonetti. “Los jugadores de Juventud como los de Independiente protestaron como se hace en este tipo de partidos, pero siempre con mucho respeto. Lo que siento es que cuando él que te tiene que dirigir te llena la cabeza con qué la terna está comprada o que te van a venir a robar y siendo líder de grupo todo el tiempo a tus jugadores le estás diciendo eso, predispones mal a tus dirigidos”.

Además afirmó que “al técnico de Juventud (Adrián Antonetti) le voy a iniciar acciones legales porque en todo momento dijo que yo estaba comprado y esto lo tendrá que justificar en la Justicia. Lo que dijo este muchacho es mentira y voy a ir hasta las últimas consecuencias”.

Robo y asistencia médica urgente

Bruno Amiconi indicó que “nos resguardamos adentro del baño del vestuario y había gente. Nos faltaron cosas, como los banderines y otros elementos, pero eso termina siendo lo de menos, porque lo material se perdió y se termina ahí”, confirmando que la terna también fue víctima de un robo en el interior del estadio.

Asimismo señaló que “era imposible hacer entrar la ambulancia y el médico, que si no fuese por él, porque los dirigentes de Juventud no querían que venga a atender a mi compañero y él vino solo e hizo los primeros auxilios, no sé si Mauricio (Luna) -que quedó inconsciente por los golpes- la contaba”.

En otro orden y al momento de la nota con el programa Nuestro Tiempo, de LT 35 Radio Mon, desde el Club Juventud no se habían comunicado con el árbitro: “Nadie me llamó. Entiendo que subieron un comunicado, que me parece que es más político que otra cosa y también entiendo que no tengan una explicación para dar, entonces no las espero tampoco, afirmó Amiconi.

VER NOTA RELACIONADA: La peor despedida: Juventud perdió y el partido terminó con agresión a los jueces

Las acusaciones de favoritismo

Consultado sobre las denuncias que lo posicionan cerca de Independiente de Chivilcoy y de fallos que lo favorecieron, se limitó a argumentar que “es apenas cuestión de agarrar un historial. Independiente de Chivilcoy conmigo se quedó afuera de la Copa Argentina. Lo dirigí cuatro veces: en dos oportunidades contra Camioneros y perdió en ambos partidos, de los cuáles en uno de ellos quedó al margen de la Copa Argentina; empató con Jorge Newbery, la otra y le ganó a Bragado Club, la cuarta. Es asunto de ir a los números y contra ellos, no hay nada”.

Bruno Amiconi añadió que “no vivo del arbitraje. Lo hago porque me apasiona y me gusta. Y nos encanta el fútbol así como es, con miles de defectos dentro del campo de juego y de los jugadores y le pedimos al árbitro que precisamente en un deporte imperfecto sea perfecto. La sociedad se está equivocando”.

Resolución del tribunal

El Tribunal de Penas del Consejo Federal de AFA dio por finalizado el partido con el resultado que tenía en cancha hasta el momento de los incidentes: 1 a 0 en favor de la visita. Además, suspendió de manera provisoria a los jugadores Bruno Senegalles y Walter Silva; sancionó con una fecha a Jerónimo Casadidio y con dos a Juan Ignacio Martínez. El parte oficial del partido ya está en el Tribunal del Consejo Federal. “Junto al informe entregué un video. No fuimos solos a la cancha y teníamos veedor. Así que son varias las pruebas que tenemos para presentar”, dijo el árbitro principal. 

La causa judicial

La causa que tramita en la Justicia ordinaria está caratulada como “Daños, Lesiones Leves e Infracción a la Ley de Violencia en Espectáculos Deportivos” y está a cargo de la Fiscalía Nº 5 del Departamento Judicial Pergamino.

El fiscal Guillermo Villalba está en la búsqueda de pruebas. En las últimas horas, se dispusieron diferentes medidas, entre las que se solicitó a la Jefatura Departamental de Policía el listado completo de los efectivos que intervinieron en el operativo en el estadio “Carlos Grondona”.

También al Club Altético Juventud se le requirió la nómina íntegra de los dirigentes que componen la subcomisión de fútbol y de los empleados del estadio y al Consejo Federal, la planilla oficial del partido que finalmente fue suspendido.

Foto de Portada: Pablo Perrota

Seguir leyendo PRIMERA PLANA ►

 

error: ¡Agradecemos compartir la noticia!