• nubes
    18° 19 de Octubre de 2018
cabrera-pymejpg

Cabrera: “No hay ni una sola PyME que haya cerrado por las tarifas”

No hay estudios sobre el motivo del cierre de las empresas. Los datos oficiales muestran que desde la asunción de Cambiemos hay cinco mil PyMEs menos y los especialistas marcan múltiples factores.

“No hay una sola pequeña o mediana empresa que haya cerrado por las tarifas. La energía incide entre el 3 y el 5% de los costos. El 95% está en otras cosas”, sostuvo en una visita a Córdoba el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera¿Qué muestran los datos?

Según las cifra oficiales del Ministerio de Producción, desde que asumióMauricio Macri la cantidad de Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) bajó en más de cinco mil establecimientos –se consideran como PyME a todas aquellas compañías con menos de 200 empleados-. El último dato es de mediados de 2017, cuando se informaron 534 mil sociedades de este tipo, un 1% menos que las 539 mil que había en el mismo período de 2015. Las empresas que cerraron fueron más, pero como se crearon nuevas el saldo negativo es de cinco mil.

“Este número es un piso, al ser datos que no tienen en cuenta las empresas no registradas. El Ministerio de Producción contabilizaalrededor de 605 mil empresas privadas en blanco (incluyendo a las grandes), pero hay que sumar entre 100 y 150 mil de las que no se tiene datos y que también pueden haberse fundido”, señaló Vicente Donato, director de la Fundación Observatorio PyME fundada por la Universidad de Bologna, la Organización Techint y la Unión Industrial Argentina (UIA).

Sin embargo, no hay datos sobre el motivo del cierre de estas empresas, por lo que no se puede saber si el determinante fue el aumento de las tarifas u otros motivos. Este medio consultó al Ministerio de Producción para saber en qué datos se había basado el ministro pero, hasta la publicación de la nota, no recibió respuesta. Todos los especialistas hablan de múltiples factores, pero siempre incluyen el tema tarifario.

Marcos Cohen Arazi, economista de IERAL PyME -dependiente de la Fundación Mediterránea-, explicó a este medio que “la Argentina tiene una tendencia levemente declinante en términos de creación neta de empresas desde 2011” y que “se trata de un fenómeno multicausal” que “no se puede atribuir a un único factor ni a una situación que corresponda sólo a años recientes”.

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) criticó en un comunicado “los desproporcionados aumentos de tarifas” y añadió: “Las empresas de menor tamaño, que dependen del mercado interno y no son subsidiarias de grandes corporaciones, sufren de lleno una combinación letal de alta inflación, tasa de interés de referencia en 40% (y tasas de financiamiento entre 50 y 100%), insumos y tarifas dolarizadas, entrada masiva de bienes importados, ‘enfriamiento’ de la demanda y menor crecimiento”.

Sobre la explicación de Cabrera de que la energía sólo incide entre el 3 y 5% de los costos totales, Cohen Arazi sostuvo a este medio que “este componente normalmente fue pequeño hasta 2015, y comenzó a subir de manera importante hasta la actualidad”.

Un informe de marzo de 2015 de la Fundación Observatorio PyME -previa a los aumentos tarifarios- estima que el consumo de energía ocupaba la tercera posición en los costos totales de las pequeñas y medianas empresas industriales de Argentina (representando el 6%), por debajo de los costos salariales (32%) y la compra de insumos y materias primas (48%). Según Cohen Arazi, tras los aumentos dispuestos desde 2016 “se infiere que ha crecido fuertemente hasta la actualidad” el peso de la energía.

Durante los primeros meses de 2018 la Fundación Observatorio PyME registró, a través de entrevistas, “un incremento de la mora crediticia, aumento de las convocatorias de acreedores y abandono de la actividad de compañías pequeñas”. Sin embargo, desde la Fundación dirigida por Donato también destacaron que “las causas de la pérdida total de rentabilidad de las empresas son múltiples y no puede establecerse un estricto orden de causalidad”.