|

Un viejo anhelo está a punto de cumplirse y es la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Buenos Aires. Con media sanción en la Cámara de Diputados, ahora van por la aprobación en el Senado provincial.

Ante la falta de representatividad del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires (CIPBA), un grupo de asociaciones de ingenieros agrónomos de la provincia, busca escindir a la profesión del actual Colegio. Es por ello que la RAIABA, Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Buenos Aires, plantea la decisión de independizarse del actual cuerpo colegiado al cual pertenece.

No es una novedad que los agrónomos bonaerenses desean formar su propio colegio, para de ese modo jerarquizar la profesión y, sobre todo, depender de una institución que entienda las realidades y necesidades específicas de esta rama de la ingeniería. En la década del 90, ante un reclamo muy parecido al actual, el CIPBA determinó la creación del Departamento de Ingeniería Agronómica. Aunque lejos fue de ser una solución, ya que apenas se trata de un órgano consultivo. Es decir, para cualquier cuestión, los agrónomos tienen que recurrir o pedir permiso al Consejo Superior del Colegio, que entre sus integrantes no tiene a ningún agrónomo.

La inquietud de los profesionales

Federico Romero y Daniel Shon forman parte de la comisión directiva de la Asociación de Ingenieros Agrónomos y contaron a La Verdad acerca de los pormenores de la creación del Colegio.

Federico Romero comenzó contando que “en un principio, nos nucleamos dentro de la RAIABA debido a la realidad que vivimos dentro de nuestra profesión. No nos sentimos identificados con el colegio que nos representa, que es el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires. Ya es hora de jerarquizar nuestra profesión, darle vuelo propio y es por eso que queremos formar nuestro propio colegio. A partir de esta iniciativa comenzamos a recibir información de gente que nos ha contado que tiene problemas con la Caja de jubilación, que los extorsionan para que paguen de manera anticipada y luego, las jubilaciones son mínimas y el gran negocio es para unos pocos. A partir de la conformación de nuestro Colegio, los afiliados podrán optar entre quedarse en esa caja o pasarse a ANSES”.

“Hay alrededor de 13.000 ingenieros agrónomos, en producción agropecuaria y demás profesionales de grado vinculados al agro, en la Provincia que no están identificados con el CIPBA y, en están matriculados sólo 1600. El resto de las provincias ya tiene colegio y nosotros aún no, lo que tampoco nos permite trabajar en otra provincia y viceversa”, explicó.

Shon: “Nadie salió a defendernos”

Luego, Shon expresó que “hoy hay, al menos, 15 asociaciones en la Provincia, y otras cinco en formación. Los ingenieros agrónomos estamos colegiados en un gran colegio de la ingeniería, con lo cual las realidades laborales y profesionales son totalmente distintas. La RAIABA surge luego de los problemas ambientales, donde nadie salió a defendernos, es más, nos señalaban con el dedo por la calle como envenenadores. Lo que intentamos es crear nuestro propio colegio de ingenieros agrónomos. Todo este año fue un gran trabajo de los representantes de RAIABA y, junto a legisladores de la provincia de Buenos Aires presentamos un proyecto de ley para la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos, impulsado por el diputado de Saladillo, Ricardo Lissalde, del Frente Renovador, quien tomó el proyecto y vio que era potable. Hoy nos encontramos con que tenemos media sanción de esa ley en diputados y ahora hay que esperar la aprobación de senadores”.

“Otra de las cosas que vamos a lograr cuando funcione nuestro propio colegio, es firmar convenios de reciprocidad con otras provincias, para que se pueda trabajar en cualquier lado. Entonces pagas una sola matrícula pero podés trabajar en otro lugar. Nosotros buscamos hacer un colegio con estructura chica, vamos a dividir la provincia en cinco zonas y la sede la vamos a poner en el centro de la Provincia”, dijo.

Para finalizar, los ingenieros destacarom la predisposición de las diputadas locales, Valeria Arata y Rocío Giaccone, que se movieron por el proyecto.

Fuente: http://www.laverdadonline.com/



Comentarios

Comments are closed.