|
Pronóstico de Tutiempo.net

Guiados por las figuras de Perafán y Córdoba, autor del único gol, Douglas le ganó un partido clave por la permanencia a Independiente Rivadavia de Mendoza y lo hundió en la zona roja, sacándole 5 puntos de distancia. En un cotejo de dientes apretados, típico de final, los de Sergio Lippi se impusieron a la Lepra este miércoles por la tarde 1 a 0 en el Miguel Morales con tanto del santafesino, y luego lo aguantó mediante las atajadas salvadoras del arquero. Así, el “Milan de Pergamino” se despidió de su gente con una sonrisa de un pobre año, y se esperanza con un 2017 mejor. 

Fue una final por la permanencia. Douglas lo entendió y no lo jugó de otra manera frente a un Independiente Rivadavia que menos en la 2013/14, cuando sólo cosechó una igualdad, desde la vuelta a la B Nacional del rojinegro, siempre perdió en el Miguel Morales y se fue con tristeza en sus rostros.

Y este miércoles por la tarde no fue la excepción. Los del norte bonaerense se brindaron por entero por la causa, comprendieron la urgencia de quedarse con las tres unidades, y se despidieron de su gente tras un año muy malo en cuanto a resultados, pero con la esperanza de un 2017 mejor.

Las mayores virtudes suscitaron en la actuación de sus Flacos, Córdoba y Perafán. El primero por su aporte solidario de costumbre, ese que hace enrojecer las palmas de los hinchas, además de ser el autor del gol del triunfo, y el golero por protagonizar atajadas claves en los instantes cruciales del cotejo, y así la Lepra se marchó con el promedio más bajo del que llegó ante un adversario directo.
El trámite no fue atractivo. Lo que estuvo en disputa, más el estado del campo, conspiró contra un juego vistoso y acciones colectivas interesantes, aunque el que tuvo las situaciones más propicias fueron del local.
Más allá de un disparo de media distancia de Gastón González en el inicio, a los 7´ Bazán se filtró en el área y luego de una jugada típica de su factura, apilando contrincantes y enganchando, ensayó un derechazo que se fue a centímetros del palo izquierdo de Aracena, y posteriormente a los 11´ probó con un shot potente, previa gambeta a Arciero, que el arquero dirigió al córner.
Hasta que a los 16´ tanto trajinar trajo su premio. Rodríguez Rojas habilitó Grazzini, que dejó correr a Bazán, que en el fondo del terreno envió paralelo a la línea a Córdoba, que en dos tiempos empujó a la red para estampar el 1 a 0 en los pergaminenses, quienes convirtieron en el arco de la ruta después de 442 minutos.
A partir de ahí el elenco de Lippi pareció controlarlo, hasta que a los 21´ por poco se lo empatan. Gastón González hizo estirar a Perafán con un remate con comba, y de ese tiro de esquina Cardozo los agarró a todos dormidos, metió centro a aquél que resolvió casi de espaldas y otra vez el guardameta respondió magistralmente.
De allí hasta el pitazo de Lupani no existieron más opciones de riesgo, salvo una de emboquillada de Pereira, que Aracena se complicó solo y la sacó por arriba del travesaño producto de un pique raro, y el partido se fue tornando chato.
El complemento comenzó similar al epílogo del anterior período, con imprecisiones en los dos, motivo por el cual la dupla Astudillo-Aldunate apostó por Irañeta-Agüero salió lesionado-, volante ofensivo, y fue en búsqueda de la paridad, mientras que el DT juninense puso a Boló por Govea para cerrar el circuito del oponente con un 4-4-1-1.
No obstante, la idea no fue fructífera porque el encuentro se abrió con espacios en los dos bandos, y por eso las aproximaciones no tardaron, como un cabezazo de Arciero a los 22´ que se fue por encima del horizontal, o un zurdazo cruzado de Grazzini a los 24´ que pasó apenas afuera, o la de Pereira sesenta segundos inmediatamente a aquello, al zigzaguear en el vértice del área e imprimir un zapatazo que se fue besando el caño.
Los de la tierra del Sol y el buen vino, ya con Cerrutti y Fernández en el field, contaron con una clarísima en los pies de Cardozo a los 26´, que una vez más Perafán abortó en una mano a mano en el aire tremendo.
Sin embargo, bien parado de contragolpe, el “Milan de Pergamino” gozó con una ocasión imperdible para liquidarlo. Boló colocó la bocha en la cabeza de Córdoba, que intentó tomar a contrapierna a Aracena, y el 1 visitante actuó brillantemente con un manotazo.
Con López y Tamburelli en el rectángulo en lugares de la figura de la jornada y de Grazzini, el dueño de casa se dedicó a aguantar la ventaja, que se vio comprometida a los 47´ con un cara a cara que de nuevo Perafán le tapó a Tarragona abajo.
La historia culminó y hubo cierre feliz de temporada. Los de calle San Nicolás 44 completaron un muy mal 2016, empero en el segundo semestre dieron muestra de carácter, debido a que las victorias versus Atlético Paraná, Central Córdoba de Santiago del Estero y ésta con los Azules, rivales exclusivos en la lucha por no descender, otorgan señales de vida y brindan crédito de ilusión pensando en el próximo.
Síntesis:
Douglas: Perafán; Bazán, Coria, Cabral, F. González; Pereira, Levato, Rodríguez Rojas; Grazzini; Govea Tenorio y Córdoba. DT: Sergio Lippi. Suplentes: Di Fulvio, Belfiore, Bersano y Canuto.
Independiente Rivadavia: Aracena; Vizcarra, Gómez Andrade, Agüero, Arciero; G. González, Medina; Navas, Encina, Cardozo; y Tarragona. DT: Martín Astudillo-Sergio Aldunate. Suplentes: Scapparoni, Rodríguez, Villarreal y Daher.
Cambios: Boló, López y Tamburelli, por Govea Tenorio, Córdoba y Grazzini (DH). Irañeta, Cerutti y Fernández, por Agüero, Navas y Encina (IR).
Amonestados: Bazán (DH). Agüero y Encina (IR).
Gol: PT 16´ Córdoba (DH).
Árbitro: Ignacio Lupani, de Capital Federal.
Cancha: Miguel Morales.
Agradecimiento: Hugo Marina. 
Fuente: La Gloria o Devoto


Comentarios
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.