PACK

El Gobierno nacional ha decidido poner fin a la aplicación de las retenciones a las exportaciones de petróleo y sus derivados, según les informaron a las empresas petroleras, el sistema María, con el que se maneja la Aduana, no aplicará más los derechos a la exportación. En tanto, el litro de nafta súper rozará los $20.

Se trata de una de las medidas tomadas por las consecuencias económicas de la crisis de 2001 tomadas por el entonces ministro de economía Roberto Lavagna, en la presidencia de Eduardo Duhalde. En concreto, aquel esquema empezó con el decreto 310/2002 y continuó con la ley 26.217 y la resolución del Ministerio de Economía 394/2007. Todas esas normas fijaron retenciones para mercaderías que se exportan, puntualmente petróleo crudo y combustibles, entre otros.

A partir de las 0 del sábado, el sistema María de Aduana, mediante el que se maneja gran parte del comercio exterior, ya no hace más retenciones, según publica el diario La Nación.

El paquete de medidas relacionadas con la actividad petrolera es más amplio. Este martes, según el calendario que manejaban hasta el viernes por la tarde en la Casa de Gobierno, el presidente Mauricio Macri participará de una reunión en la que dará a conocer una adenda al convenio colectivo de trabajo del sector petrolero que regulará la actividad en los yacimientos de los denominados recursos no convencionales de crudo y de gas (Vaca Muerta y otras reservas).

La agenda se negoció entre el Gobierno, las empresas y los gremios en el marco de la crisis del sector debido a los bajos precios, que condujo a despidos en los últimos meses. Contempla que el personal en condición de jubilarse deberá adherirse, la posibilidad de reubicar trabajadores a tareas distintas a las que venían realizando, la posibilidad de montar y desarmar equipos también a la noche y un mayor control de ausentismo, entre otras cosas.

Los anuncios petroleros incluyen la decisión de aumentar los combustibles. El incremento será de 8% en promedio y alcanzará a todas las marcas, de manera que el litro de nafta súper en la ciudad de Buenos Aires en las estaciones de YPF pasaría a costar $ 18,44. Así, llenar un tanque de 50 litros costará unos $ 920. La premium excederá los $20, mientras la más cara, la V-Power de Shell, llegará a $21,50.

En ese sentido, Raúl Castellano, presidente de la Federación de Expendedores de Combustible de la región centro, manifestó que “nunca hay un anuncio oficial por parte del Gobierno o de las compañías petroleras, llegado el momento, comunican a las estaciones de servicio que tiene que subir el precio”.

Castellano dejó abierta la posibilidad de nuevos incrementos en el 2017 y consideró que los nuevos ajustes en el año “dependerán del precio internacional del petróleo, del tipo de cambio y de la inflación”.

 

error: ¡Agradecemos compartir la noticia!