• cielo claro
    20° 5 de Diciembre de 2019
horro-en-rosariojpg

Horror en Rosario: para que su mujer no lo dejara, la tenía cautiva y la encadenada a la cama

La víctima vivió un calvario de más de dos décadas. Su marido la golpeaba, la hostigaba y hasta la obligaba a vestirse como un hombre cuando salían a la calle.

Un hombre de 57 años fue detenido en Rosario por mantener a su pareja en estado de aislamiento durante un período que podría llegar a los 22 años. Primero la golpeaba y hostigaba. Luego la alejó de su familia y utilizó distintos métodos para sostener el cautiverio. Cuando permitía que saliera a la calle lo hacía sólo si estaba con él. Siempre amenazada.

La Justicia dispuso este viernes la prisión preventiva por 60 días para el hombre, identificado como Oscar R., al que se imputó por privación ilegítima de la libertad agravada. De acuerdo a la acusación presentada por la fiscal Luciana Vallarella, la mujer, de 43 años, sufrió violencia de género desde el comienzo de la relación. Su pareja la golpeaba y la hostigaba.

Cuando la familia de la mujer buscó intervenir, él la llevó violentamente a su casa y comenzó el aislamiento. El hombre la amenazaba y le advertía que podría lastimar a su hijo o a miembros de su entorno. No fue suficiente para evitar que ella quisiera marcharse. Entonces comenzó a encadenarla en la cama o la encerraba dentro de la casa con candados.

Si permitía que saliera a la calle lo hacía sólo cuando él podía acompañarla. Hasta le modificaba la apariencia y la llamaba con otro nombre. En la audiencia imputativa la fiscal planteó como ejemplo una modalidad curiosa: muchas veces cuando la llevaba para hacer compras a la verdulería o al supermercado le cortaba el pelo y la obligaba a vestirse con ropa de hombre. Así buscaba evitar que la reconocieran.

La mujer estaba recluida en una casa de Santiago al 3500, ubicada en el populoso barrio Cura de Rosario. Los vecinos se mostraban sorprendidos con la historia. Muchos decían no tener referencias sobre lo que sucedía en esa vivienda.

Un hecho fortuito permitió que pudiera escapar. El 8 de mayo aprovechó un descuido del hombre, quien sufrió un malestar y se encerró en el baño. Se había olvidado de trabar la puerta que da a la calle con candado y la mujer se escapó. Tomó un taxi y recorrió unas 25 cuadras antes de bajar en una estación de servicio ubicada en Pellegrini e Italia, en el macrocentro de Rosario. Allí reveló lo que le sucedía. La policía detuvo el miércoles pasado a Oscar R.

Durante la audiencia imputativa, fue acusado formalmente y evitó declarar. Para su abogado defensor la historia no tiene por el momento elementos suficientes para sostener la figura del delito propuesta por la fiscalía y aceptada por el juez Héctor Núñez Cartelle. Los investigadores explicaron que los testimonios serán clave para establecer el tiempo exacto durante el que se sostuvo esta situación.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.