Pergamino Automotores

Por PRIMERA PLANA

Se llama María Susana Climaco, tiene 46 años. Nació en Pergamino y luego de que su madre pasara un mes internada fue dada en adopción. Vive hace 24 en la localidad vecina de Colón y hoy quiere armar su pasado. Compartió su historia con PRIMERA PLANA y demuestra, día tras día, la fuerza y el alcance que puede tener una causa noble. “Tati” quiere conocer su identidad y la de sus padres: “sin rencores y sin reproches. Yo no voy a juzgar a nadie, solo quiero reconstruir mi historia” se apura en aclarar.

“Quiero agradecerle cara a cara a mi mamá por la vida que me dio”. Nació en Pergamino en el año 1971, en la ex clínica Alsina, hoy General Paz. Su fecha probable de nacimiento es el 19 de octubre y luego que su madre biológica pasara un mes internada ella fue dada en adopción. Bajo la supervisión del fallecido Doctor Rubén Suriano, Susana encontró un seno familiar que le brindó la contención necesaria para seguir creciendo.

A los 6 años, su mamá le contó por primera vez la situación y ella, con la inocencia de quién debe lidiar con una realidad tan adulta, continuó su vida. Luego de 22 años se fue de Pergamino para formar una familia y en 2016, luego de una nueva charla con su madre, decidió comenzar la búsqueda de su origen: “amo a mi familia del corazón, a los que me criaron, ellos me dieron un hogar y hoy soy quién soy gracias a ellos, pero quiero completar mi historia” le contó Susana a PRIMERA PLANA en el bar de la Clínica que la vio nacer.

“Ojalá se animen a buscarme como yo los busco, jamás mi intención será interferir en sus vidas sólo completar lo que fue, es y será mi historia”

Una visita a Suriano le dejó en claro dos pistas: su familia era de clase social alta y podría ser oriunda de Colón: “Yo siempre dije que mi lugar era Colón, y después de tantos años me entero que mi familia puede ser de allá” recuerda emocionada. Con el espíritu de una investigadora, buscó las comisiones escolares egresadas en el ’68 y trató de encontrar en esas personas una figura materna que le resulte conocida.

“Suriano me dijo que en esa época era mucha la cantidad de gente que iba la clínica por partos, abortos, incluso la venta de bebés”

Sin resultados, intentó comunicarse con el personal que trabajó en esa época en la ex Clínica Alsina, pero no pudo avanzar con su búsqueda. Con tres hijos adolescentes y una vida marcada por la religión, fundó junto a una amiga la página de Facebook Mamá del ’71, donde hoy comparte su historia y la de tantos otros que fueron marcados por el silencio y la complicidad de una época oscura.

Un intento reciente tuvo lugar meses atrás, cuando se realizó un análisis para la fundación “Family Tree DNA”: un servicio estadounidense, creado en 1999, que busca tener un registro genético de personas y así poder vincularlos a través de sus ancestros. De manera ansiosa, espera los resultados para fin de enero.

Por último, Susana remarca que su búsqueda la realiza “sin rencor y sin juzgar”. Además, considera que lo más importante para ella es conocer su pasado para “poder completar su historia”. “Quiero cerrar un ciclo y no irme de esta vida sin conocerlos. Todos tenemos una misión en la vida y la de mi mamá fue esta, darme ni más ni menos que la vida.”

http://douglashaig.com/

Conocé la historia de Susana Climaco en primera persona:

Seguir leyendo PRIMERA PLANA ►