PACK

FOSTER-OK

Por PRIMERA PLANA

La Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de San Nicolás le ordenó al Municipio que vuelva a liquidarle los haberes que Segovia percibía como docente del Centro de barrio Otero, mientras continúe su segundo mandato de consejera escolar para el cuál fue elegida por voluntad popular. El Ejecutivo apeló este fallo en segunda instancia y ahora deberá resolverlo la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires. “Es un ensañamiento con mi persona del Intendente Martínez” declaró la docente en Radio UNO.

Hace apenas tres meses, y en torno a la noticia publicada por PRIMERA PLANA respecto al doble sueldo estatal que percibe el Secretario de Salud Matías Villeta, el jefe de Gabinete Carlos Pérez declaraba ante los medios que “es cierto que hay una normativa que prohíbe la acumulación de cargos en una misma persona, ya sea provincial, nacional o municipal. Es por el decreto ley Nº 8.078/73, pero también es cierto que ese decreto ha sido modificado por la Ley Nº 13.644 que establece las excepciones que son para los docentes y para las profesiones del arte de curar, o sea los médicos. Nosotros tenemos que la regla es la incompatibilidad, pero tenemos las excepciones.” Hoy pareciera que las excepciones dejaron de existir para el Ejecutivo Municipal, o al menos pasaron a ser excepciones selectivas.

VER NOTA RELACIONADA: Matías Villeta responde sobre la polémica de sus dos cargos en el Estado

Incompatibilidad a dedo

Celia Segovia es docente de la Provincia hace 25 años y del Municipio de Pergamino hace 20. En 2011 ingresó al Consejo Escolar cumpliendo mandato hasta el 2015 y ese año volvió a ser electa compartiendo lista con el hoy Intendente Martínez. Desde hace 20 años percibía ambos haberes hasta que en Junio del año pasado fue a retirar su sueldo del cajero pero no había fondos: fui a Recursos Humanos a pedir explicaciones y Flavia Cascardo me dijo que se olvidó de hacerme un llamadito telefónico para avisarme que dejaba de cobrar mi sueldo” y agregó “una falta de respeto total, “un llamadito” me dijo cuándo por lo menos me tendrían que haber notificado” contó Segovia en el programa “Sin Rodeos” de Radio UNO.

Según declaraba por entonces el propio Carlos Pérez: “a partir de esa fecha se detectó la anomalía por incompatibilidad, y de inmediato se dejó de pagar el sueldo municipal.” A partir de ahí, la docente interpuso un reclamo judicial luego de agotar todas las vías administrativas, pero el Municipio fue más allá y le inició una demanda a Segovia donde le exigen la restitución del dinero que se abonó en el marco de la supuesta incompatibilidad: “Me están diciendo Segovia devuelva los 5 sueldos que le pagamos desde diciembre de 2015 a mayo de 2016” y agregó sumamente molesta “pero lo que no me saben decir es ¿cuál es el grado de equidad y justo criterio que aplica el Departamento Ejecutivo Municipal a cargo del Intendente Javier Martínez?. ¿Porqué no existe incompatibilidad en el caso de Villeta y en el mío sí?”

VER NOTA RELACIONADA: El Secretario de Salud Matías Villeta cobra dos sueldos del Estado Provincial

Continuando con la analogía de su situación y la del Secretario de Salud, la hoy Presidenta del Consejo Escolar disparó “hay otras cuestiones que no son menos importantes, yo fui electa por el voto popular, como el Doctor Martínez, pero el Doctor Villeta no, fue puesto a dedo, además el sueldo que yo reclamo es de $12.000 y el de Villeta es de $60.000. En ninguna instancia ambas situaciones están siendo medidas con la misma vara”

Fallo va, fallo viene

Después de la primera presentación judicial de Celia Segovia, el juez Luciano Savignano falló a favor de la Municipalidad y por tal motivo la docente apeló y el litigio pasó a la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de San Nicolás que falló a favor de la Presidenta del Consejo Escolar y le ordenó al Municipio que en el plazo de 30 días vuelva a liquidarle los haberes que percibía como docente del Centro de barrio Otero “hasta que se resuelva la sentencia definitiva”. Sin embargo, desde el Ejecutivo apelaron el fallo de segunda instancia y ahora la última palabra está en manos del máximo tribunal bonaerense.

El Municipio funda su posición en el Estatuto del Empleado Municipal -la Ley 14656- mientras que Segovia invoca la Ley Provincial de Educación -número 13688- y, fundamentalmente, la Constitución de la Provincia de Buenos Aires y los principios protectorios laborales. Como bien dispone el Tribunal de San Nicolás, en coherencia con principios básicos de interpretación jurídica, ambas leyes deben ser interpretadas en forma sistemática y “en función de los principios consagrados por el artículo 39 inciso 3 de la Constitución Provincial -protectorios de la relación de empleo público en cualquiera de los estamentos estatales-, entre los que se encuentra la regla de interpretación a favor del trabajador”.

La medida cautelar solicitada por la consejera escolar consistía en que pudiera cobrar su sueldo de empleada municipal -suspendiendo en los hechos la licencia sin goce de haberes ordenada por el Ejecutivo comunal- cuando Segovia había renunciado a la dieta de consejera. El Juzgado de Primera Instancia de Pergamino rechazó la medida requerida por Segovia, y luego la Cámara nicoleña le dió la razón a la trabajadora

La Cámara tuvo en consideración un punto elemental omitido expresamente por el Juzgado local, denominado “peligro en la demora”, que consistió en la renuncia que la docente efectuara a la dieta de consejera; los jueces entendieron la cuestión humana en juego: encima que renuncia a la dieta, el municipio le quita el sueldo.

Segovia cobró su sueldo -con renuncia a la dieta- en el período de consejera escolar 2011/2015, y 2015/2019 hasta que el Ejecutivo dispuso el cese salarial al mismo tiempo que, según Segovia, se hizo una difusión pública de ella como persona que se aprovechaba del Estado: “ellos usan un diario de acá que tienen a disposición para salir a desmentir todo o incluso injuriar, pero nunca responden por las vías que corresponden un pedido de informe, todo lo mandan en una carilla al diario” menciono la docente en Radio UNO.

banner fijo douglas

Según los abogados patrocinantes, “se ha causado un daño moral adicional por los actos administrativos municipales y las declaraciones efectuadas por el entonces Secretario de Gobierno local, quien tachó implícitamente a Celia Segovia de “corrupta” en los términos vertidos en La Opinión el día 19 de noviembre de 2016”

Algo personal

La consejera no duda en vincular su apoyo a la destitución de la ex Presidenta del Consejo Escolar Silvia Torigino con la justicia que a su criterio está atravesando: “fue para la misma época y sé que a Javier Martínez le molestó de sobremanera que el Consejo Escolar le retire el apoyo a Torigino, pero era insostenible, y eso generó un encono conmigo por mi posicionamiento por entonces. Es un ensañamiento con mi persona del Intendente Martínez, no tengo otra cosa que pensar.”

VER NOTA RELACIONADA: La renuncia de Silvia Torigino

“Soy una persona ligada al mundo docente desde hace varios años, con experiencia acreditada en el mundo de la política, soy una persona de perfil público, y las declaraciones  periodísticas que hicieron sobre mí a través de La Opinión ha potenciado un daño que va desde lo moral per se hasta en otras áreas”

Para finalizar, Celia Segovia le apuntó a la nueva lista de consejeros escolares que se medirá en Octubre: En la lista de los que van a asumir en el Consejo en diciembre, hay dos empleados municipales Analía Caprioti y Mariano Buey. ¿Sabrán ellos que el Intendente piensa dejarlos solo con la dieta de $7.300 de consejero escolar? Porqué calculo que tampoco querrá que ellos perciban doble sueldo.”

Seguir leyendo PRIMERA PLANA ►

 

error: ¡Agradecemos compartir la noticia!