PACK

Dantesca. Los efectivos de la policía de la ciudad tucumana de Concepción jamás imaginaron encontrarse con esa escena. Los habían llamado los vecinos debido a que en el interior de una vivienda estaba sola una niña de 3 años. No sólo hallaron una casa sucia y desordenada, sino una gran cantidad de excremento humano en el piso.

Según informó Periódico Móvil, todo comenzó en la madrugada de ayer a raíz de una llamada al 911. Un vecino contó que en una vivienda situada en Heredia y Haimes había una niña cuya madre había dejado encerrada. Al parecer, lo hacía con frecuencia.

Cuando llegaron a la puerta, los policías se encontraron con la niña subida a una silla que daba a la ventana, llorando y pidiendo desconsolada por su madre. Golpearon la puerta y nadie los atendió. Entonces avisaron a la Fiscalía de turno, que dispuso el ingreso por la fuerza a la vivienda.

La pequeña estaba sola. Pero eso no fue lo que más les llamó la atención, sino la casa completamente sucia, con el suelo repleto de excremento humano y de perros que la mujer llevaría de la calle a su hogar. En el cuarto que la niña comparte con la madre estaba toda la ropa desordenada.

Los vecinos creen que la mujer tendría problemas psiquiátricos. Por lo pronto, la niña se quedó con una vecina y se espera la intervención de la Justicia.

Fuente: Infobae

Seguir leyendo PRIMERA PLANA ►

error: ¡Agradecemos compartir la noticia!