• lluvia moderada
    16° 16 de Abril de 2024
destacamento-manuel-ocampojpg

De víctima a imputado: Fue a hacer una denuncia por estafa y le descubrieron material pornográfico de menores

Un hombre se presentó en la Policía porque había sufrido un presunto fraude, pero le terminaron secuestrando su teléfono porque contenía vídeos y fotografías prohibidas de niños y niñas. Además, integraba un grupo de WhatsApp dónde se compartían imágenes explícitas

En un hecho particular que se conoció en las últimas horas, cuando un hombre de 36 años, domiciliado en la localidad de Manuel Ocampo, se dirigió al destacamento de Policía a realizar una denuncia por una presunta estafa.

El denunciante manifestó ante los efectivos que había mantenido una conversación, a través de Facebook, con una joven durante varios días. Y finalmente habían acordado una cita a cambio de la suma de 6 mil pesos, monto que aseguró transferir mediante de la aplicación de Mercado Pago.

Horas más tarde, un supuesto comisario de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, se contactó con el oriundo de Ocampo para referirle que la mujer con la cuál había estado en contacto era menor de edad y se encontraba desaparecida de su hogar hacía algunos días.

Además, el falso jefe policial le refirió que en ese momento estaba con los padres de la joven y que debía atender una llamada telefónica ya que de lo contrario le iniciarían una causa penal por los delitos de Acoso Sexual y Grooming.

Antes esa situación, el hombre decidió dirigirse a la dependencia de Policía del pueblo para radicar la denuncia.

Mientras explicaba lo ocurrido, el denunciante le mostró el celular a las dos oficiales que cumplían tareas en la dependencia y además de exibir la conversación con el comisario “trucho”, expuso la charla con la joven teóricamente extraviada, que incluía fotografías y videos que había intercambiado.

Es en ese instante, las policías se percatan de un hecho aberrante. Observan que el celular contenía vídeos pornográficos de menores de no más de 10 años de edad, como así también que un grupo de WhatsApp activo, donde se compartían y difundían este tipo de material prohibido.

Por este motivo, de manera inmediata, las oficiales notifican al área de Cibercrimen del Ministerio Público Fiscal del Departamento Judicial Pergamino, desde donde se dispuso el urgente secuestro del teléfono, marca Motorola, modelo E5 Play, color dorado.

Ahora, el material está en manos de la Justicia, quien puso en marcha una investigación que se inició con el peritaje del dispositivo móvil de un hombre que se presentó en la Policía como denunciante y terminó imputado de un delito grave.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.