• nubes
    15° 19 de Junio de 2024
bono-anses-mayojpg

Los jubilados de la mínima tendrán solamente un incremento del 6,05%, poco más de 16 mil pesos

Es porque el aumento del gobierno del 8,83% se aplica solamente sobre el monto de la jubilación y se mantiene congelado el bono de $ 70.000, de esa manera la jubilación mínima sube de $190,141.60 a $206.874, con el bono, el ingreso total pasa de $ 260.141,60 a $ 276.874,10, o sea $ 16.732 más

La ANSeS oficializó que el aumento de las jubilaciones y pensiones de junio será del 8,83%, de acuerdo al dato de inflación de abril. Así fue publicado en la Resolución N° 186/2024 del Boletín Oficial. Pero el aumento efectivo final será más bajo porque los haberes mínimos seguirán cobrando el bono de $ 70.000 sin cambios.

El viernes al mediodía, el vocero presidencial Manuel Adorni confirmó que habrá plus y que será de $ 70.000.

Con el aumento del 8,83%, los valores serían los siguientes, según los cálculos del especialista Anibal Paz:

  • La jubilación mínima sube de $190,141.60 a $206.874, con el bono, el ingreso total pasa de $ 260.141,60 a $ 276.874,10 Un incremento del 6,45%.
  • La PUAM de $ 152.113,28 pasa a $ 165.544,90. Con el bono, el total pasa de $ 222.113,28 a $ 235.544,90. Un incremento del 6,05%
  • Las Pensiones no contributivas irán de $ 133.099,12 a $ 144.851,75. Con el bono, el ingreso sube de $ 203.099,12 a $ 214.851,75. Un aumento del 5,79%.

Estas tres prestaciones –que engloban a más de 5 millones de beneficiarios- recibieron el mes pasado el bono de $ 70.000, que se mantiene sin cambios. De esta manera, se sigue licuando el valor del bono y sus ingresos se ajustarán por debajo de la inflación. En lugar de integrar el bono a los haberes corrientes, el Gobierno insiste en mantenerlo separado y congelado como un refuerzo no remunerativo hasta que la inflación lo termine por minimizar.

El haber máximo de $ 1.279.472,92 pasa a $ 1.392.450,40.

En junio, todos los jubilados y pensionados cobran el medio aguinaldo que se calcula sobre estos valores brutos, por cuanto el bono no se integra al haber corriente y no se considera para el cálculo del medio aguinaldo ni tampoco sobre los aumentos futuros..

La Resolución de la ANSeS aclara que “deberán ser considerados los incrementos y adelantos acumulados por cada persona beneficiaria, en virtud de la fecha de adquisición de derecho al beneficio”. Y explica que los aumentos otorgados en abril, mayo y junio resultaron superiores a los de la fórmula de movilidad del anterior Gobierno. Y que por esa razón “no se descontará la diferencia, la que se considerará incorporada al haber”.

Los aumentos de abril (27,39%), mayo (11,01%) y junio (8,83%) suman un 53,90% superior al 41,48% de la fórmula durante la gestión. Esto es válido para los que no cobraron bono.

Si al 53,9% del segundo trimestre se agrega el 27,18% del primer trimestre, el aumento semestral arrojaría un 95,73%.

Hasta abril, la inflación fue del 65%. Con un 8% en mayo y 7% en junio, arrojaría un 90,7%, unos 5 puntos por debajo del aumento para los que no cobraron bonos.

Los que no cobraron bonos tendrían una mejora real el semestre de hasta el 2,6%. Se trata del sector que más perdió en los últimos 6 años; hasta un 55%.

En cambio, por el congelamiento del bono, en el primer semestre los haberes mínimos tendrán un ingreso total de entre el 66,5% y 72,3% por debajo de la inflación esperada para los primeros 6 meses de 2024.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.