• nubes dispersas
    11° 24 de Junio de 2024
san-pedro-arboladojpeg

Arbolado público: El Gobierno está adherido a una ley que no cumple

La ley provincial 12.276 vigente desde marzo de 1999, en su artículo 2 establece que los gobiernos municipales presenten anualmente un plan de forestación o reforestación. Deben contar en su Presupuesto con una partida destinada a ese fin.

En San Pedro, no aparece ítem alguno dentro del presupuesto que indique fondos destinados a la forestación pública. La Ley provincial indica que a través de ella se brindará a la comunidad la plantación de especies arbóreas y arbustivas ornamentales que se instalarán en los lugares públicos, asegurando su manejo y conservación.

Si los lugares públicos comprenden también las veredas de los distintos barrios del partido, incluidas las localidades, los vecinos deberían disponer de ejemplares aptos para esta región de manera gratuita. 

Diversos viveros de la zona manifestaron la disponibilidad de arbustos para sombra que podrían entregar al municipio sin costo, debido al recambio temporario de variedades. Esta tarea se realiza periódicamente en los establecimientos y siempre hay disponibilidad que cubriría las necesidades de forestación en las veredas, generando el oxígeno y la sombra que tanto anhelan los amantes de la naturaleza.

Que San Pedro necesita un plan de arbolado público ya lo hemos mencionado en otras notas y que también es necesario un control del estado de salud de los árboles para disponer su tratamiento, recuperación o reemplazo en caso que corresponda.

Crear conciencia sobre la importancia de plantar árboles es una tarea pendiente de todos los ciudadanos y cuidar las plantas que permiten que tengamos una vida mucho más saludable, también. Si bien se han registrado algunas sanciones para quienes mutilaron ejemplares, parece que las multas no son suficientes para crear esa conciencia. 

El caso de la construcción ubicada sobre Avda. 3 de Febrero, donde se talaron ocho ejemplares para reemplazarlos por una veintena de macetas de cemento que llevarán plantas ornamentales, es una clara falta de respeto a las normas, aunque hayan justificado que “a la vuelta” se hicieron los hoyos para plantar ocho nuevos árboles.

Hermosa actitud la que tuvo quien plantó naranjos en la vereda del Centro Casella, sobre Avda. Sarmiento, aunque digan que no es lo ideal, siempre será lo que nos identifica.

Control, dedicación, proyección y respeto por la naturaleza está haciendo falta en lo que una vez fue “el verde más cercano”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.