• nubes dispersas
    11° 24 de Junio de 2024
carcel-sierra-chicajpg

Cárcel de Sierra Chica: nueve presos imputados por estafas

Nueve presos de la cárcel de Sierra Chica quedaron imputados en una causa, acusados de formar parte de una organización dedicada a las estafas virtuales

Nueve presos del penal bonaerense de Sierra Chica quedaron imputados en una causa, acusados de formar parte de una organización dedicada a las estafas virtuales por un monto superior a los cuatro millones de pesos mediante la supuesta venta de gazebos a través de redes sociales.

Las detenciones se llevaron a cabo luego de una serie de allanamientos en el interior de las Unidades Penitenciarias 27 y 38 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), en la localidad de Sierra Chica. Los investigadores detuvieron además a seis mujeres, todas allegadas o familiares de los presos, que colaboraban con la maniobra delictiva desde sus domicilios particulares en el partido de Olavarría.

Los detenidos dentro de las cárceles fueron identificados por los investigadores policiales y judiciales como Raúl Victorino Villalva, José Aníbal Ángel Pechinotti, Jonathan Abel Urquiola, Ricardo Alfonso Barrientos, Héctor Marcelo Bucci, Gastón Horacio Fernández, Walter Javier De La Cruz y Lucas Leonel Delmastro.

Brian Sebastián Agüero, que había recuperado la libertad el pasado sábado, fue nuevamente apresado en su domicilio, también sindicado como parte de la organización.

En tanto, también fueron detenidas seis mujeres allegadas a los sospechosos, identificadas como Florencia Núñez, Sol Milagros Ciancio, Karina Verónica Bustamante, Lorena Marisol Bustamante, María de los Milagros Bustamante y Fiamma Raquel Carricart.

Según indicaron las fuentes a la agencia Télam, la investigación comenzó a fines de septiembre cuando la dueña de un local comercial llamado “Kárpitas”, que se dedica a la venta de gazebos en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, denunció que una persona le reclamó la entrega de un producto que había solicitado a través del sitio de ventas online “Marketplace” de Facebook.

La comerciante explicó que ella no había realizado esa venta, ya que sus productos no son comercializados por esa red social.

La sospecha de los investigadores es que los estafadores se apropiaban del nombre del comercio para tener una pantalla para justificar la seriedad del producto que “ofrecían” y así poder convencer a sus víctimas para que depositara dinero en billeteras virtuales.

A raíz de ello, el fiscal Andrés Quintana, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Pilar, comenzó a investigar una serie de denuncias similares donde las personas se contactaban por redes sociales y eran atendidas por vendedores que utilizaban nombres falsos como Víctor o Cristian Matías Boero.

Una vez que las víctimas ingresaban en dicha publicación y tenían un primer contacto con el vendedor, éste les pasaba un número telefónico para continuar la operación vía Whatsapp.

La organización operaba con siete números de abonados de telefonía celular para llevar adelante las estafas.

Una vez realizado el pago total o parcial del producto, las víctimas eran bloqueadas de los canales de comunicación y no volvían a tener contacto con ellos, indicaron las fuentes.

A través de miembros de Departamento de Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina (PFA), y por orden del fiscal Quintana, se presentaron otras 10 víctimas que se habían contactado para la compra de gazebos desde el 1° de agosto del año pasado hasta el pasado 20 de enero.

LA INVESTIGACIÓN

De la investigación surgió que los llamados eran realizados desde el interior de los penales de Sierra Chica, en la localidad de Olavarría, ubicada a 310 kilómetros al norte de la provincia de Buenos Aires.

Se estableció que eran nueve los hombres detenidos que realizaban publicaciones en la red social Facebook, más precisamente en “Marketplace”, con imágenes del local “Kárpitas” tomadas de Internet, destinadas a la venta de gazebos para captar la atención de sus futuras víctimas.

Una vez depositado el dinero en cuentas de aplicaciones como Mercado Pago, entre otras, el mismo era transferido a seis mujeres, familiares y parejas de los detenidos, quienes distribuían la plata a distintas cuentas, y también quienes les facilitaban los celulares.

Luego del análisis y cruzamiento de información, se estableció que el preso Urquiola realizó 38 transferencias virtuales por un total de 327.900 pesos, mientras que Agüero hizo 37 operaciones por la suma total de 299.950.

También se estableció que De la Cruz le transfirió a su pareja, Karina Bustamante, 115.570 pesos en 10 transferencias mientras que Caballero recibió de su novio, Delmastro, 14 transacciones por un total de 70 mil pesos.

“En el periodo analizado, entre agosto del 2022 y enero de este año, se estima que las estafas alcanzaron la cifra entre cuatro y cinco millones de pesos”, explicó una fuente de la investigación.

El investigador añadió que estima que la suma podría ascender a los 100 millones si se analizan otras cuentas de billeteras virtuales de los sospechosos.

A raíz de las distintas estafas, en su sito web, la empresa “Kárpitas” publicó: “Informamos a nuestros clientes que no vendemos en Marketplace de Facebook y solo atendemos en nuestro Whatsapp. No se deje estafar con cuentos chinos”.

Los detenidos serán indagados por el fiscal Quintana acusados del delito de “asociación ilícita y estafas reiteradas”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.