• nubes
    27 de Mayo de 2024
relacion-de-parejajpg

¿Celos u obsesión?: consejos para reconocer y prevenir problemas de pareja

¿Es verdad que cuánto más celosos somos, más amamos a la otra persona? Las definiciones y los consejos de los expertos.

San Agustin en el siglo VI decía: el que no tiene celos no está enamorado. Este tipo de sentencias es peligroso y en la práctica clínica estás creencias llevan a relaciones de amor tóxicas y de mucho sufrimiento.

Sentir celos en la relación de pareja de vez en cuando es una reacción normal que significa que la otra persona nos importa y que la relación está viva. El problema se encuentra cuando se convierte en algo habitual, dejando de ser celos sanos, generándonos ansiedad, miedo y, por lo tanto, malestar psicológico. Al final, la relación no se vive como algo seguro y empiezan aparecer discusiones.

“Los celos son una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio. Comúnmente se denomina así a la sospecha o inquietud ante la posibilidad de que la persona amada preste atención en favor de otra”, define la licenciada Julia Casado Martín.

Los celos pueden llevar a discusiones fuertes que afectan a una relación de pareja. (Foto: Adobe Stock)

Según la experta debemos aprender a diferenciar entre celos y obsesión o celos enfermizos:

  • Los celos son aquellos que se presentan repentinamente, que son desencadenados por una situación determinada y esporádica, es decir, suceden, pero no a menudo, y siempre tienen razón de ser (algunos argumentos más válidos que otros, pero al fin y al cabo siempre habrá un porqué).
  • La obsesión es el límite entre los celos y la enfermedad, entre cuidar lo que se ama y encadenar lo que se ama. La obsesión en el ámbito al que nos referimos suele llamarse «celos enfermizos» y debemos de reconocer cual es el límite entre el amor y la obsesión. La obsesión se caracteriza por aparecer sin motivos: la persona afectada suele pensar que su pareja le miente, imagina que está con otra persona o desea estar con otras personas antes que con él o ella sin que haya indicios de que esto esté ocurriendo o pueda ocurrir.

Existe otro sentimiento oculto en los celos: el de posesión. La creencia de que la otra persona nos pertenece y nos debe ser absoluta en sus afectos.

Los daños de los celos en la pareja

Los celos en pareja producen un elevado malestar psicológico que comúnmente se manifiesta de las siguientes formas:

  • Desgaste y descontento progresivo con la relación, discusiones continuas, desconfianza, puesta en duda y comprobaciones de la conducta por parte del miembro celoso van deteriorando poco a poco la relación. Incluso, pueden aparecer planteamientos o deseos de ruptura.
  • Sensación de agobio, malestar e impotencia ante tantos intentos de control y explicaciones.
  • Sensación de pérdida, de ser el/la que siempre cede ante todas las exigencias del celoso. A veces, se percibe la relación como una cárcel o cómo una esclavitud. La pareja del celoso tiene la sensación de no poder disponer de su libertad.
  • Con el fin de evitar el sufrimiento de su pareja, evitar discusiones y problemas entre ambos y poder tomar decisiones y vivir con normalidad, la pareja puede ocultar determinada información o mentir.

Lo primero que hay que hacer es intentar apartar los pensamientos obsesivos. Los celosos dan muchas vueltas a la imaginación, y pueden llegar a convencer de que lo que pasa en la mente es verdad.

Los expertos sugieren:

  • Aceptar que lo que está sintiendo.
  • Pedir ayuda.
  • Reforzar la autoestima.
  • Terapia de pareja

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.