• nubes
    27 de Mayo de 2024
relacion-de-parejajpg

Cómo saber si tenemos una relación back burner y de qué se trata

Es un tipo de vínculo que puede afectar emocionalmente y que muchas personas tuvieron al menos una vez en su vida.

Algunos cambios se fueron produciendo a los largo de los años en las relaciones personales y se dieron a conocer ciertos nombres para definir a alguna de ellas. Es el caso del back burner, un tipo de relación que se basa en tener a alguien en un segundo plano, pero sin llegar a formalizar un compromiso serio.

Este concepto, que en inglés significa colocar algo en segundo plano, es con el que las redes sociales bautizaron a ese tipo de vínculo en el que una persona mantiene a la otra en un segundo lugar.

Sentir que se está en segundo plano en la relación genera conflictos. (Foto: Adobe Stock)

Son personas de las que no terminamos de desprendernos y a las que les dejamos la puerta abierta, lo que da a entender que en algún momento puede llegar a haber un compromiso más. Se trata de alguien que sabemos que estará si el resto del mundo nos falla, pero que al mismo tiempo se aleja de ser una relación formal y estable: es algo muy esporádico.

Consecuencias del back burner

Este tipo de relaciones puede llegar a afectarnos emocionalmente, todo depende de en qué lado de la balanza nos encontremos y de cómo esté esa balanza, explica la psicóloga española Laura Palomares, directora de Avance Psicólogos. “Sabemos que es fundamental un equilibrio entre dar y recibir en cualquier relación. Si ambas partes están de acuerdo en verse de forma espaciada, poco regular, sin mucho compromiso y sin entrar demasiado en el mundo del otro, todo va bien”, explica.

Si, por el contrario, nos encontramos en un segundo plano en una relación en la que nuestros sentimientos y lo que aportamos es más de lo que recibimos, afectará negativamente a nuestra autoestima, lo que puede generar sentimientos de inseguridad, baja valoración personal e incluso un bajo estado de ánimo, añade la psicóloga. Este tipo de relaciones nos mantienen en alerta sobre qué pasará con esa persona y nos impiden llegar a tener paz mental por completo.

Cómo reconocer una relación back burner y protegerse de ella

Es importante saber reconocer en qué punto estamos en este tipo de relaciones. Preguntarnos en qué postura nos encontramos respecto a la otra persona. Palomares explica que, si no se nos está dando nuestro espacio o lugar, no hay una regularidad en la relación o quedamos solo de manera esporádica, pueden ser grandes alertas para que huyamos de ahí porque la relación no nos va a aportar nada bueno.

A estas señales también se suma si es una persona que aparece y desaparece y esto nos empieza a generar sentimientos de vacío después de cada cita. Este es el momento decisivo para plantearnos qué hacer porque, claramente, estamos en una relación de segundo plano.

Para protegernos de las relaciones back burner, especialistas proponen ser siempre sinceros y honestos con nuestros sentimientos, ya que, a menudo, las relaciones ambiguas surgen por miedo a expresar realmente lo que sentimos. También es bueno explorar nuestras opciones, ya que no hay una única forma correcta o incorrecta de manejar las citas y, si sentimos que la persona con la que quedamos no va a ser nuestra pareja ideal, lo mejor es que nos alejemos por nuestro bienestar.

Aprender a protegernos es para que nadie pueda hacernos sentir mal. Para ello es bueno buscar la comprensión, la sanación y la búsqueda de claridad. Observar cuáles son los comportamientos que nos están afectando y, si necesitamos pedir ayuda terapéutica, no dudar en hacerlo.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.