• cielo claro
    18° 23 de Febrero de 2024
victor-aiolajpg

Denuncian un nuevo acto de corrupción en un municipio radical

El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, se vio involucrado en una denuncia de corrupción que afectó a dos funcionarios del área de Servicios Públicos

La Municipalidad de Chacabuco que comanda por segundo periodo el intendente Víctor Aiola, se vio envuelta en un escándalo de corrupción tras la denuncia contra dos importantes funcionarios del área de Servicios Públicos.

Se trata del secretario de Servicios Públicos, Juan Carlos Gómez, y del segundo de su área, el subsecretario Gabriel Vespasiano, quienes habrían utilizado a un prestanombre para facturar servicios al municipio que no fueron realizados.

En un mecanismo semejante al escándalo de corrupción que en octubre golpeó a la Municipalidad de Arrecifes -también de signo radical-, los encargados de Servicios Públicos de Chacabuco le habrían hecho facturar a una persona allegada por servicios nunca prestados, a fin de que éste les retorne los fondos estatales.

La denuncia del caso la presentó el cuerpo de concejales del Frente de Todos, el cual hizo público que el supuesto prestanombre era una persona afín al secretario Gómez y trabajaría en la empresa privada del subsecretario Vespasiano.

Gabriel Vespasiano, constructor de Chacabuco durante dos décadas, asumió el cargo de subsecretario de Servicios Públicos en enero de 2022, de la mano del entonces secretario del área, Fabio Di Palma, con el objetivo de que se hiciera cargo del corralón municipal.

Según informó la prensa local, este lunes el intendente Aiola decidió separar del cargo de ambos funcionarios ante las sospechas de corrupción, y anunció que llevaría a cabo una "exhaustiva investigación de todos los movimientos realizados en esa área para despejar cualquier tipo de dudas y o irregularidad".

Fue el propio intendente de Chacabuco quien presentó la denuncia contra sus funcionarios Juan Carlos Gómez y Gabriel Vespasiano en la Fiscalía de Junín con asiento en Chacabuco, la UFIJ N° 11 a cargo de Erica Evelina Mattiuz.

"Ante la contundencia de las pruebas, no tuvo otro camino y el propio intendente tuvo que hacer la presentación a la Justicia", expresó el concejal opositor, Darío Golia, quien señaló que el Concejo Deliberante de Chacabuco aprobó hoy por unanimidad la creación de unaComisión Investigadora.

En relación a las "contundentes" pruebas que describió el concejal del Frente de Todos, indicó que encontraron transferencias bancarias del supuesto proveedor municipal, el prestanombre de los funcionarios, a las cuentas de Gómez y Vespaciano.

Solo en los últimos meses, hallaron 2.7 millones de pesos en retornos a los encargados de la secretaría de Servicios Públicos de Chacabuco. "Un modo operandi que indica que seguramente haya otros proveedores involucrados", describió Golia.

"Ya habido otros hechos, como la compra de toscas -por parte del municipio- y le proveyeron tierra colorada; o en su momento han contratado una cooperativa que no hicieron los trabajos que debían; también, mandaron 2 mil motos a compactar a un desarmadero de Pergamino que las revendía", recordó el concejal.

Y cerró: "Hay que avanzar porque dan mucha bronca los actos de corrupción, entre quienes trabajamos con vocación de servicio y no para enriquecerse, por lo tanto rechazamos todo tipo de delitos de estas características. Pedimos que se esclarezca y se llegue hasta las últimas consecuencias".

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.