• cielo claro
    14° 5 de Marzo de 2024
damian-marinojpg-1

Dolor por la muerte del investigador del CONICET que reveló la presencia de agroquímicos en el agua

Llevaba a cabo exploraciones en todo el país sobre los riesgos de la aplicación de herbicidas y fue quién comprobó la presencia de metales en la red de Pergamino

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) transmitió en sus redes sociales el pesar de la comunidad académica tras conocerse la muerte de un reconocido profesional de la institución.

Por problemas cardíacos, que se complicaron, fue internado el jueves y falleció durante la madrugada de ayer.

Se trata del jerarquizado Damián Marino, un doctor en Ciencias Exactas de apenas 46 años, especializado en temáticas de contaminación ambiental, quien se desempeñaba en el Centro de Investigaciones del Medioambiente (CIM, CONICET-UNLP-asociado a CICPBA) como investigador independiente.

“El CONICET La Plata lamenta el fallecimiento del investigador Damián Marino”, informó la institución, a través de su cuenta dela red social X.

Marino era doctor en Ciencias Exactas y licenciado en Química con orientación en Química Orgánica por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y se especializaba en temáticas vinculadas a la contaminación ambiental.

El investigador se encontraba especialmente abocado al estudio de la contaminación derivada de las actividades agropecuarias en la Región Pampásica y fue autor de gran cantidad de trabajos reconocidos a nivel internacional acerca del impacto de la distribución de plaguicidas, pesticidas y fármacos veterinarios.

En Pergamino, participó aportando pruebas claves al fallo de 2019, dictado por el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás, a cargo de Carlos Villafuerte Ruzo, en el marco de la causa Nro. FRO 70087/2018, caratulada “S/INFRACCION al Art. Nº 55 de la Ley Nº 24051 y 200 del Código Penal”, donde reveló presencia de agroquímicos en el agua.

Además, tuvo a su cargo los análisis de agua de red dela ciudad de Bolívar en 2021 en cuyas muestras se encontraron 7 agrotóxicos.

Marino era también Profesor Asociado Ordinario del Departamento de Química de la Facultad de Ciencias Exactas (FCEx,UNLP), donde dictaba materias de la Licenciatura en Química y Tecnología Ambiental.

Desde esa unidad académica destacaron su labor en extensión universitaria y su activa militancia y compromiso por los derechos socioambientales de los pueblos. “Fue un formador de equipos de trabajo en docencia, investigación y extensión, y su legado será continuado por todas y todos quienes lo conocieron”, subrayaron.

 

No hay “buenas prácticas” menos dañinas

Uno de los temas recurrentes en las reuniones que mantenía Marino con referentes de productores y ambientales, era el de la promoción de buenas prácticas como alternativa a la prohibición del glifosato. Pero el investigador fue tajante en ese punto: “¿Cuántos productores que simultáneamente salen a aplicar estos productos podemos acompañar en el proceso? Las buenas prácticas son un mito. Hablamos de elementos y procesos físico-químicos incontrolables en condiciones ambientales variables. Lo único controlable es si abrimos o no el grifo. Si usamos o no usamos”. Y resumió: “El de las buenas prácticas es un argumento de las grandes compañías para no poner en cuestión el modelo productivo. Y estamos ante un modelo productivo que está desmadrado”.

Marino fue un polemista, un investigador y recorrió buena parte del país para informar en las legislaturas provinciales y los concejos deliberantes los resultados de sus investigaciones y comprometiéndose con los pueblos fumigados. En su perfil de X se definía “trabajando de manera colectiva para que la ciencia acompañe a los pueblos…”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.