• nubes
    24 de Mayo de 2024
rugbiers-carasjpg

El futuro desplaza al presente

Enrique Illia Por Enrique Illia | 7 de Febrero de 2023

El asesinato de Fernando Baez Sosa nos compromete como sociedad. No debería ser la muerte la que nos ayude a reflexionar. Como sociedad somos productores y producidos por nuestra cultura.

Lamentablemente no se pueden volver los hechos atrás, para reparar el daño, la muerte de un joven, y el dolor de sus padres.
Como dice Aristoteles, "el futuro desplaza al presente".

Este podría ser un punto de inflexión. Analizar lo ocurrido, la contundencia de las imágenes de esta aberración, nos obliga a dar una respuesta como sociedad, para que no vuelva a ocurrir. Los homicidios dolosos son del orden de 2000 por año. Las conductas y los comportamientos individuales, son el producto de las condiciones concretas de vida, del incumplimiento de las leyes, la no aceptación de normas, la falta de una cultura de convivencia, nos llevan a estas formas.

Por lo chocante de las imágenes (muchos hechos parecidos ocurrieron y siguen ocurriendo, en la salida de los boliches, riñas, violencia de barras, disputas territoriales del narcotráfico, robos violentos, femicidios, violencia doméstica, etc...).

Esta claro que la violencia como forma de resolver las diferencias se ha instalado y de alguna forma se normaliza, no por que se acepte, sino por que se impone ante la falta de respuestas.

La violencia se instala ante el fracaso de las instituciones, el no cumplimiento de normas, falta de integración social por falta de acceso al trabajo, educación, vivienda, salud, falta de ejemplaridad y de un proyecto de futuro como sociedad. En este caso hay un emergente, un asesinato a manos de una patota, y, una condena social.

Pone en la superficie el uso de la violencia, la inseguridad por ausencia del estado, falta de políticas de prevención y control del delito. Si analizamos el contexto, pobreza de más de 50%, concentración de riqueza, desigualdad creciente, abundancia de inequidades, informalidad laboral, evasión, falta de apego a normas, una sociedad que no tiene premios y castigos, vamos a entender que están dadas las condiciones para que estos hechos se repitan.
De esto no se sale con meter bala, con show, con gritos, con grieta, que alimenta la anomia.

Se sale con orden, con políticas integrales, con acuerdos intersectoriales, con políticas de estado, de Unidad Nacional, la sociedad tiene que rechazar esto de la confrontación, del anti, no cometamos el error de dejarnos arrastrar por aquellos que creen que es más importante pertenecer, que ser, que tener opinión propia.

Si uno solo de su propio grupo, con opinión propia, los hubiera parado, el hecho no se hubiera ocurrido, faltó ponerse en el lugar del otro.
Ahora hay quienes gritan que el estado tiene que desaparecer (no va a haber ley, ni arbitro). Otros gritan que si ganan, imponen las condiciones.
Lo que hay que parar desde la política es que vuelva a ocurrir, no se debe terminar con la vida de nadie, de ninguna forma, menos por medio de la violencia de la patota, como tampoco destruir al estado, a la democracia, a las normas de la convivencia.

Construyamos condiciones de vida para el conjunto, el país tiene los recursos y los medios, falta decisión y voluntad política.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.