• cielo claro
    24 de Junio de 2024
instituto-maizteguijpeg

El Instituto Maiztegui, pilar en la lucha contra las enfermedades virales

El Ministerio de Salud de la Nación lo distinguió y destacó el compromiso de sus equipos técnicos en el contexto de la emergencia sanitaria por Coronavirus

El Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas "Dr. Julio I. Maiztegui" (INEVH) es un centro de investigación dedicado a la lucha contra enfermedades virales. Fundado el 11 de septiembre de 1992, sus raíces se remontan a la década de 1950, cuando un brote de Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA) en el noroeste de la Provincia de Buenos Aires impulsó la creación de equipos de investigación en la región.

En 1958, un brote de FHA en la localidad de O'Higgins desató una crisis sanitaria. Diversos investigadores, incluido el doctor Julio Maiztegui, se volcaron al estudio de esta enfermedad. En 1965, se estableció un laboratorio de virología en Pergamino, con el apoyo del CEMIC, el Instituto Nacional de Microbiología "Dr. Carlos G. Malbrán" y la Fundación Emilio Ocampo. Este fue el comienzo de lo que más tarde se convertiría en el INEVH.

 

Desarrollo y crecimiento del Instituto

En 1971, Julio Maiztegui se trasladó a Pergamino para liderar el equipo de investigación sobre FHA. En 1974, el Club de Leones y otras organizaciones locales remodelaron un pabellón en Pergamino para establecer un laboratorio de virología y producción de cultivos celulares. Este laboratorio recibió apoyo de los Ministerios de Salud de la Provincia de Buenos Aires y de la Nación, así como de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El 21 de marzo de 1978, se creó oficialmente el Instituto Nacional de Estudios sobre Virosis Hemorrágicas (INEVH), con la misión de controlar y prevenir la FHA. Una de sus primeras acciones fue la organización del programa nacional de lucha contra la FHA, estableciendo convenios con las provincias afectadas y generando una red de diagnóstico y tratamiento.

 

Innovación y descubrimientos científicos

Uno de los logros más significativos del INEVH fue el desarrollo de la vacuna contra la FHA.

En 1978, bajo un convenio internacional que incluía al gobierno argentino y a organizaciones como la OPS y el United Army Medical Research Institute of Infectious Diseases de Estados Unidos, comenzaron las investigaciones para una vacuna. En 1985, el equipo liderado por el doctor Julio Barrera Oro logró desarrollar un clon atenuado del virus Junín, conocido como Candid I, que fue probado clínicamente y, en 1990, se estableció como una vacuna eficaz para prevenir la FHA.

En 1992, el instituto se transformó en el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas, expandiendo su enfoque a otras enfermedades virales de impacto regional y nacional. En honor a su fundador, en 1994 se le asignó el nombre "Dr. Julio I. Maiztegui".

 

Impacto regional y internacional

El INEVH ha jugado un rol crucial en el diagnóstico y tratamiento de varias enfermedades virales, incluyendo hantavirus, dengue, fiebre amarilla y otros arbovirus. Su responsabilidad principal incluye el diseño y coordinación de actividades de diagnóstico, tratamiento, investigación, prevención y docencia de enfermedades virales humanas.

El instituto ha sido reconocido internacionalmente, siendo designado en 1985 como Centro Colaborador de la OMS/OPS en el campo de las fiebres hemorrágicas virales y arbovirosis. Esta designación subraya su importancia como centro de referencia en América Latina.

 

Infraestructura y capacidad

El INEVH cuenta con instalaciones modernas en Pergamino, con casi 5 mil metros cuadrados cubiertos en un predio de más de 2 hectáreas. Sus instalaciones incluyen dos pabellones antiguos y un edificio de alta seguridad para la producción y control de biológicos. Estos recursos han permitido al instituto desarrollar y producir vacunas, realizar estudios de virología y biotecnología, y llevar a cabo vigilancia epidemiológica.

El INEVH ejecuta estudios de virología, desarrolla y produce vacunas, controla la calidad de insumos y productos biológicos, y realiza estudios que relacionan el ecosistema con las patologías humanas. Además, coordina la vigilancia epidemiológica de las fiebres hemorrágicas y mantiene un sistema de intercambio con centros de referencia provinciales.

El instituto también ofrece capacitación de recursos humanos, asistencia médica y consultorios externos, y participa en la comunicación científica mediante exposiciones en congresos y publicaciones en revistas nacionales e internacionales.

Fundamental durante la pandemia del COVID-19

El Ministerio de Salud de la Nación entregó una distinción y destacó el compromiso con el que los equipos técnicos de instituciones y centros de referencia trabajaron en el contexto de la emergencia sanitaria.

El INEVH fue fundamental durante la lucha para controlar la enfermedad que costó millones de vidas en todo el mundo.

 

Legado y futuro

El legado del INEVH y del médico Julio Maiztegui es inmenso. Desde su creación, el instituto ha sido un bastión en la lucha contra enfermedades virales en Argentina y ha contribuido significativamente a la salud pública a nivel regional e internacional. Sus esfuerzos continuos en investigación, producción de vacunas y capacitación de profesionales aseguran que el INEVH seguirá siendo un actor clave en la lucha contra enfermedades virales emergentes y re-emergentes.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.