• nubes dispersas
    10° 24 de Junio de 2024
esteban-reinojpeg

Esteban Reino: “El Gobierno no entiende que el 90% de los municipios ya hicimos el ajuste”

El intendente de Balcarce habló sobre el ajuste y su impacto en el interior productivo de la provincia. La posibilidad de una crisis sanitaria y su posicionamiento sobre la rebelión fiscal y la pelea entre Milei y Kicillof por el financiamiento.

El radical Esteban Andrés Reino va por su tercer mandato en Balcarce, una ciudad “del interior productivo”, como él mismo la define. Desde esa experiencia, asegura que jamás vivió una desconexión con el gobierno nacional como la que experimenta ahora. A Javier Milei le advierte que los municipios de la provincia “están ordenados y ya hicieron el ajuste”, y que castigar a la Provincia también es complicarlos a ellos. Califica de “locura” la rebelión fiscal que alentó el Presidente. Con reclamos a Kicillof por el funcionamiento del IOMA, da la voz de alarma por la posibilidad de una crisis sanitaria y, en lo partidario, deja ver una apuesta por la reconstrucción de una oposición no kirchnerista de orden bonaerense para 2025.

¿Cómo afecta a la gestión de su municipio el difícil contexto económico nacional?

En términos generales y viendo lo que pasa en otros municipios, estamos muy bien. Pero obviamente con la preocupación y ocupación de no tener un presupuesto nacional ni provincial, lo que nos hace trabajar mes a mes en las variables de ajuste, ya que no tenemos proyecciones. Eso nos complica sobremanera.

 

¿En qué se traduce en concreto esa dificultad?

En enero, por el ajuste que hubo en Nación, había obras que iban a empezar y no lo hicieron nunca. También empresas de obras de Provincia que por la inflación del 25% (diciembre) más el 20 (enero), al no tener redeterminación de precios, se terminaron yendo. Eso redunda en una gran incertidumbre. A lo que hay que sumar pedidos todos los meses de aumentos salariales bastante importantes a los cuáles les estamos haciendo frente. Eso hizo que debamos achicar todos los gastos municipales.

 

¿Más allá de la gestión, cómo ve la realidad de la ciudad en términos productivos y sociales?

En el interior productivo el deterioro de la economía es mucho más lento, pero se empieza a ver. La recesión que hace dos o tres meses está pegando fuerte en el Conurbano, empezó a pegar acá.

 

¿Eso recarga las áreas sociales del municipio?

Eso significa más reclamos y la necesidad de dar más ayuda alimentaria, pero además un fuertísimo incremento de la atención hospitalaria. Tenemos una población que tenía obras sociales, en el caso del IOMA, que por ejemplo podían ir a Mar del Plata, que ahora atendemos el 100% acá. También los que tenían prepagas, que comienzan a tener dificultades. Eso nos incrementa ostensiblemente los gastos de hospital, sumado al gran aumento del precio de los medicamentos.

 

¿Se puede generar una crisis de salud?

Nosotros somos único efector de salud, no tenemos clínicas privadas. Hacemos malabares para sostener el hospital, pero se puede generar una crisis. Repito, los costos y la demanda aumentan de modo sideral todo a la vez.

 

¿Qué posición tiene sobre la polémica entre Nación y Provincia por los recortes de fondos?

Todos los fondos que se le saquen a la Provincia nos afectan directamente a los municipios. Si se pretende castigar al Gobernador, se termina castigando a los intendentes. Por ahí el Gobierno nacional no entiende que el 90% de los gobiernos municipales somos ordenados, el ajuste ya lo tenemos hecho. Nosotros no podemos tener déficit permanente, no podemos emitir bonos, pedir préstamos para pagar sueldos. Si el ajuste es brutal y se pretenden ajustar a la Provincia y la Provincia nos ajusta a los municipios, vamos a tener problemas.

 

¿Usted dice que los municipios terminan sufriendo un ataque que no es contra ustedes?

Obvio. Es muy difícil que un municipio esté totalmente desordenado. ¿Hay excepciones? Sí, pero son excepciones.

 

Como intendente de un distrito productivo, con mucha incidencia de la actividad agroindustrial, ¿qué opinión tiene del llamado a la rebelión fiscal que avaló el presidente Milei?

Eso es un disparate, eso es desfinanciar a los Estados para provocar un daño. Eso es traduce en menos servicios, menos todo para todos. A nosotros, que estamos haciendo un esfuerzo ajustando lo que tenemos que ajustar, nos termina perjudicado, obviamente. Así llega un momento que se torna inviable.

 

Sobre el aumento de impuestos en sí, que propuso Kicillof pero el sector del radicalismo mayoritario aprobó, ¿que posición tiene?

Creo que ha sido excesivo el Inmobiliario Rural y que va a haber correcciones, porque el Gobernador habla de un 200% pero hay gente que le llegó un 300% o 400%. Eso obviamente hay que corregirlo.

 

¿Tiene caso de ese tipo en su distrito?

Seguramente sí, porque tenemos grandes extensiones de tierra.

 

¿Cómo es la relación con la gestión de Kicillof?

Cuando hablo del gran incremento del gasto en el hospital, una de las razones es que no estamos cobrando lo que tenemos que cobrar del IOMA. Además, tenemos prestaciones que se hacían en Mar del Plata que están suspendida. Todo recae en nuestro hospital. Ojalá que lo del IOMA se corrija rápidamente, nosotros no estamos a favor de que todos los afiliados del IOMA de Balcarce se retiren, pero tenemos que empezar a darles soluciones porque estamos teniendo problemas.

 

¿Retirar a los empleados del municipio del IOMA es una posibilidad que baraja?

La Asociación de Profesionales del Hospital nos ha hecho una petición formal en ese sentido al Municipio y al Concejo Deliberante.

 

¿Una medida similar a la que hizo el municipio de San Nicolás en su momento: pasar a un convenio con una prepaga a los empleados de la comuna?

Claro. Estamos tratando de que esto no ocurra. Creemos en el sistema público de obra social, pero el Gobernador y el ministro (de Salud, Nicolás Kreplak) van a tener que empezar a ajustar para dar respuesta.

 

¿Ese es el principal reclamo a Kicillof?

Ese y la actualización del Fondo de Seguridad. Estamos aportando muchísimo en esa materia porque lo que nos envían no alcanza ni para cubrir el combustible. Y también están las roturas de los patrulleros, el funcionamiento del Centro de Monitoreo, que lleva mucha inversión. Ahí tiene que haber una actualización rápida.

 

¿Con el gobierno nacional tiene interlocución, hay respuesta a alguno de estos problemas?

No hemos tenido contactos. Sí tuvimos la visita del secretario de Agricultura y Bioeconomía (Fernando Vilella), que vino porque se inauguró una planta, la primera de economía circular del país.

 

Está en su tercer mandato. ¿Alguna vez le había pasado no tener comunicación con el gobierno nacional?

No, es la primera vez. Estamos haciendo experiencia (se ríe).

 

¿Qué lugar imagina para el radicalismo en este escenario nacional?

Tenemos que hacernos fuertes internamente, tener base territorial y después ver sobre las elecciones cuál es la mejor estrategia para ser competitivos. Si no generamos candidatos competitivos vamos a tener problemas. Y creo que una parte de PRO va a estar atada a cómo la vaya al gobierno. Si le va bien, hay una parte de PRO que coincide ideológicamente con ellos que van a estar ahí. Pero hay una parte muy importante que creo que no. Hay que ver cómo confluimos ahí en un espacio más amplio que puede incluir también a la Coalición Cívica, el GEN, algún sector del peronismo disidente y del PRO residual que se pueda quedar.

 

¿Piensa en un espacio a nivel provincial?

Totalmente.

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.