• cielo claro
    24 de Junio de 2024
mauricio-demarcojpg

“La estructura de la UCR es de tres patriarcas que gritan y se aferran a la estrategia de Magnetto"

El concejal del Frente de Todos, Mauricio Demarco, evaluó el escenario político y afirmó que en su espacio "hay un trabajo de madurez, coherencia y responsabilidad de cada uno de los y las integrantes del bloque respecto de la importancia de la unidad"

Siempre resulta interesante trazar un paralelo de la vida política de Pergamino con alguna localidad de la región. Y en ese sentido, Colón suele ser una referencia permanente y desde PRIMERA PLANA siempre se siguen las novedades de la vecina ciudad.

En el inicio de un año que será marcado por las elecciones y en medio del fuego cruzado entre los propios dirigentes del Frente de Todos, habló Mauricio Demarco, presidente del bloque de concejales del Frente de Todos, quien además es portavoz de un discurso y una acción basada en la unidad del espacio, pero con una posición muy marcada a favor del liderazgo de Cristina Fernández.

“Uno ve que hay fuego cruzado por Twitter, que se chicanean entre los propios y te pega mal. No hay tiempo para discusiones públicas que profundicen diferencias. Primero por la necesidad de dar respuesta a los problemas de cada vecino y vecina pero, sobre todo, por la simple razón de ser funcionales a una derecha que nos espera con todo un arsenal de medios, mesas judiciales y ese andamiaje mafioso tan difícil de doblegar”, inició su reflexión.

Sobre la situación del Frente de Todos en Colón, también explicó la actualidad y su razonamiento de cara a las elecciones que se desarrollarán en 2023: “Creo que el andar de nuestro bloque es un ejemplo en la Segunda Sección Electoral. Si bien nuestro intendente (Ricardo “Pito” Casi) trabajó mucho con la compañera diputada Fernanda Díaz para trazar ejes comunes y avanzar hacia los problemas de cada vecino y sus soluciones, hay un trabajo de madurez, coherencia y responsabilidad de cada uno de los y las integrantes del bloque respecto de la importancia de la unidad. La gente que nos eligió espera eso de cada uno de los concejales y concejalas. No hay tiempo para especulaciones de ningún tipo. El bloque muestra una superioridad en la actividad legislativa, en el debate y en la presentación de proyectos que es tan contundente como incuestionable”.

-En ese contexto ¿qué rol o qué estrategia tiene la oposición en Colón?

-Es una oposición que apela a lo básico que es pedir que hagamos lomos de burro y tapemos los pozos. La estructura de la UCR de Colón es de tres patriarcas que gritan y se aferran a la estrategia de Magnetto para acceder a la administración del Estado o a cargos en el HCD. De hecho, no es casualidad que el bloque se haya quebrado en cuatro, que no se respete la palabra de la presidente del bloque radical o que un grupo de mujeres se haya agrupado para hacer política debido a que no hay un ejercicio político democrático, sino patriarcal. Además de compadrear, deberían ser sinceros y decir que piensan de la movilidad social ascendente, de la inclusión, de las políticas públicas a los más necesitados, de la educación y la salud pública. Creo que si blanquearan lo que piensan nos sorprenderíamos, aunque les rinde más el confort de descansar en ese engranaje que Cristina definió como mafia.

-¿Cómo evalúa las chances del Frente de Todos en los próximos comicios en su distrito en particular y en el resto del país en general?

-La economía está patas para arriba en todo el mundo. Explicar las secuelas de lo que dejó la UCR y el Pro en términos de deuda, de devastación de los salarios y es eso sumado la pandemia y las exigencias de los organismos de financiación internacional, es complicado a más de tres años de gestión de Alberto Fernández. Hay una necesidad de ver resultados. Hay avances auspiciosos en muchos rubros. En Colón los balances de las empresas más importantes son récord respecto de sus ganancias y ampliación, pero hay que achicar aún más la brecha entre los salarios y la inflación de manera urgente. Obviamente no es sencillo, pero digo esto debido a que las chances están atadas a los resultados de la gestión económica. Y eso aplica para Colón y para el resto de la geografía nacional. En la medida que haya determinación para ponerle freno a los 20 vivos que le ponen el precio a los alimentos, vamos a ser capaces de generar una esperanza en cada vecino y vecina.

-En sus discursos siempre marca la diferencia que hay en Colón entre lo que fue la gestión de Vidal y la de Kicillof ¿En que se basa esa posición?

-Vidal fue peor que Macri. Ya sabemos que Macri era vago, que su familia estuvo siempre estuvo ligada a hacer negocios estafando al Estado y de las pocas luces para poder llevar adelante una oración sin nombrar a Boca. Pero mucha gente compró el personaje de Vidal en provincia y para Colón fue terrible. Al intendente le cerraban la puerta en la cara en los ministerios. Le decían que se pase a Cambiemos si quería obra pública. En algunas oficinas había un mapa de la provincia con distritos amarillos y celestes. Si eras celeste, fuiste. El ejemplo más crudo, entre cientos, es que le quitó la beca a los niños y niñas de Casa de las Infancias y dejó a medio hacer un Jardín de Infantes que había iniciado Scioli. Lo inauguró Kicillof el año pasado. Vidal no puso un ladrillo. Hoy es a la inversa. Tanto Nación como Provincia dan respuestas permanentes, te escuchan, te valoran. Obvio que la dinámica de un municipio hace que haya más trabajo conjunto con Axel y los recursos que han llegado son inéditos para Colón, pero también desde Nación hay un compromiso de desarrollar una transformación de cada distrito bonaerense. Ojalá eso se pondere, porque la provincia quedó arrasada cuando se fue Cambiemos en 2019 y hoy es una realidad completamente distinta.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.