• nubes dispersas
    11° 24 de Junio de 2024
marcha-universidadesjpeg

Las universidades públicas convocaron a un nuevo paro: "No terminó la lucha"

A pesar del acuerdo alcanzado entre la UBA y el Gobierno nacional, el resto de las casas de estudio de todo el país continúan en una situación financiera crítica. "Presupuesto para funcionar, becas para estudiar y salarios dignos para sus trabajadoras y trabajadores docentes y no docentes”, reclamaron en un comunicado.

Si bien esta semana el Gobierno de Javier Milei acordó con las autoridades de la Universidad de Buenos Aires (UBA) un aumento del 300 por ciento en el presupuesto de funcionamiento para la casa de estudios, las demás universidades nacionales continúan en la misma situación de asfixia financiera, por lo que el próximo jueves 23 de mayo habrá un paro nacional de personal docente y no docente convocado por el Frente Sindical de Universidades Nacionales.

Según el decano de la Facultad de Filosofía de la UBA, Ricardo Manetti, la emergencia universitaria "no se resuelve aumentando el presupuesto a la UBA para gastos de funcionamiento, sino que hay que generar partidas para todas las universidades nacionales". 

"Esta es la situación por la cual algunos decanos y decanas planteamos que la emergencia presupuestaria todavía continua, sobre todo porque hay que discutir la situación salarial de los trabajadores y trabajadoras docentes y no docentes de todas las universidades nacionales", sostuvo el decano, en diálogo con la 750. 

Y reafirmó: "Entendemos que esta partida es bueno tenerla, pero ahí no termina la lucha sino que es un comienzo para conseguirlo para todas las universidades, por eso es muy importante el paro del próximo jueves", reafirmó. 

Este miércoles, el Frente Sindical de Universidades Nacionales se reunió en la sede de la CONADU (Federación Nacional de Docentes Universitarios) con el fin de evaluar la situación del sector. A raíz de ese encuentro, se decidió convocar a dos jornadas de protesta para los días 22 y 23 de mayo próximo, con la siguiente modalidad: 24 horas de visibilización del conflicto y 24 horas de paro sin concurrencias a los lugares de trabajo.

“El Frente Sindical de Universidades Nacionales considera que la situación crítica de la universidad pública se debe resolver integralmente: presupuesto para funcionar, becas para estudiar y salarios dignos para sus trabajadoras y trabajadores docentes y no docentes”, señalaron en un comunicado. 

"Las universidades públicas generan molestia a un Gobierno que quiere instalar una única verdad como palabra certera y negar alguna posibilidad de debate, y justamente la universidad tiene que ver con eso con el pensamiento crítico, con poder plantear otra mirada y otras perspectivas", agregó el decano de Filosofía de la UBA.

Y concluyó: "Lo que les molesta en realidad es que tenemos otro proyecto de país, que no es el proyecto que tiene el mileísmo, por eso atacan a las universidades públicas, a la educación pública y a todo lo que tiene que ver con lo público, por lo que uno se pregunta por qué quiso ser Presidente si básicamente no le importa la idea de Estado ni tampoco lo que significa simbólicamente la idea de Nación o Patria". 

 

La "discriminación directa" del Gobierno

Por su parte, la rectora de la Universidad del Comahue, Beatriz Gentile, aseguró que "cayó muy mal" la decisión del Gobierno de dejar a las universidades nacionales afuera de la negociación con la UBA.

"Nos descolocó porque, el martes, el secretario de Educación (Carlos) Torrendell había estado en la comisión de Educación de la Cámara de Diputados, donde estaban los distintos rectores, y nos insistió con un aumento del 70 por ciento a cobrar en julio. En menos de 24 horas nos enteramos de que en esa misma tarde se firmó la resolución para los fondos específicos sólo para la UBA", detalló Gentile en Escuchá Página 12, y consideró que la histórica casa de estudios con sede en la Ciudad de Buenos Aires eligió el camino "unilateral" y "desconoció" el trabajo en conjunto que se realiza desde el Consejo Interuniversitario Nacional para aglutinar los reclamos sectoriales.

En ese sentido, la rectora de la Universidad de Comahue señaló que, dentro del acuerdo con el Gobierno, la UBA dejó afuera de la discusión el salario de los docentes y no docentes, el reclamo por el sistema científico, las becas y la paralización de obras públicas en los diferentes establecimientos. "Igualmente, las explicaciones tienen que venir del Gobierno, no de la UBA. Es el máximo responsable por aplicar una discriminación directa", concluyó.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.