• cielo claro
    12° 5 de Marzo de 2024
maduro-y-millojpg

Maduro analiza suspender su viaje a Buenos Aires por miedo a quedar detenido

El presidente de Venezuela evalúa participar por Zoom tras el pedido de detención que impulsa el ala dura de Juntos.

Nicolás Maduro analiza suspender su visita a Buenos Aires por temor a enfrentar una orden de detención de la justicia argentina por las violaciones a los derechos humanos que su régimen realiza en Venezuela. La información fue confirmada a LPO por fuentes diplomáticas que este sábado revelaron que el presidente venezolano consultó a la Cancillería argentina sobre la posibilidad de participar por videoconferencia de la cumbre de la Celac que comenzará este martes.

"La delegación de Venezuela teme que algún juez que se quiera hacer el héroe pida la detención de Maduro y ordene secuestrar su avión", afirmó a LPO la fuente consultada. Los venezolanos no creen que se pueda detener a su Presidente, pero preferirían evitar un escándalo diplomático con Argentina, además de ahorrale a Maduro "un mal momento", agregó la fuente.

La participación de Maduro en la Cumbre de la Celac que le toca presidir a Alberto Fernández, se había convertido en uno de los platos fuertes del encuentro. Su presencia estaba confirmada, al punto que ya se encuentra en el país una avanzada de protocolo y seguridad del régimen chavista.

Pero la campaña lanzada por Patricia Bullrich para pedir su detención inquietó a los venezolanos. "Si Nicolás Maduro viene a la Argentina, debe ser detenido de manera inmediata por haber cometido crímenes de lesa humanidad", publicó este jueves en su cuenta de Twitter la presidente del PRO.

"Tal como ocurrió con Pinochet en Londres, en 1998. La Justicia debe actuar en resguardo de la vigencia universal de los derechos humanos", agregó Bullrich y a partir de allí la campaña en contra de la visita de Maduro empezó a crecer. El mismo Rodríguez Larreta, a instancia de Waldo Wolff, se reunió con representantes de la comunidad venezolana "que tuvieron que dejar todo en su país y empezar de cero en otro lado por culpa de la dictadura de Nicolás Maduro", escribió el alcalde porteño.

A las declaraciones políticas, se sumó un pedido de indagatoria a Maduro impulsado por resientes en Argentina representados por  el abogado Tomás Farini Duggan, según reveló Infobae. En la presentación judicial se acusa al gobierno bolivariano de aplicar torturas físicas y psicológicas, amenazas y condiciones carcelarias inhumanas contra opositores.

En consecuencia, las alertas sonaron en el entorno de Maduro que empezó a evaluar participar por medio de una teleconferencia.

La noticia fue un baldazo de agua fría para Alberto que contaba con Maduro como uno de los invitados estrella. El Presidente más de una vez se ha ofrecido como mediador entre el régimen chavista y los Estados Unidos.  Una foto junto a los principales líderes progresistas de la región, con Lula como la gran figura, imaginaban en Cancillería daría a Alberto una jerarquía internacional muy oportuna en el inicio de su campaña por la reelección, además de ser una de las cosas del poder que más disfruta el presidente argentino.

Sin embargo, en el gobierno bolivariano temen que algún juez con ganas de estrellato ordene la detención del mandatario o del avión como sucedió con el Boeing 747 propiedad de la Empresa de Transporte Aerocargo del Sur (Emtrasur), filial de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, que estuvo retenido en Argentina con tripulantes vinculados a la Guardia Revolucionaria iraní por orden de Estados Unidos.

En esa ocasión, Alberto Fernández tuvo pocas herramientas para resolver el tema rápidamente y ahora los venezolanos dudan que tenga espaldas para evitar una orden de arresto contra Maduro que lo hagan pasar un mal rato.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.