• cielo claro
    13° 17 de Abril de 2024
bahia-medicamentojpg

Su esposo tiene cáncer y Nación le cortó el tratamiento

Natalia está desesperada y motivos no le faltan. Desde hace algo más de dos meses viene lidiando con la entrega de la medicación por parte de Nación, mientras su marido que es paciente oncológico, debió interrumpir el tratamiento. Los argumentos de un reclamo lleno de dolor y nobleza. A pesar de la desmentida del gobierno, Nación cortó la entrega de medicamentos oncológicos.

“Lo que está pasando es muy grave, nos afecta no solo a nosotros, sino también a nivel nacional. Me estoy contactando con gente de todo el país y que está en la misma situación que yo”, mencionó la mujer, su charla con el periodista Germán Sasso.

En diálogo con La Brújula 24, Natalia explicó que “su marido está en tratamiento oncológico hace seis meses, no tenemos obra social y lo hacemos a través del (hospital) Penna. Durante un año debe recibir la medicación de quimioterapia cada 21 días. Somos de Coronel Dorrego pero dependemos de Tres Arroyos, la primera vez nos pasaron tres cajas para dos meses, mientras tanto seguíamos haciendo el trámite”.

“Luego recibimos a través de Región Sanitaria, pero posteriormente ya Provincia no la podía suministrar más al ser una medicación de alto costo. En diciembre entró el último trámite, fue aprobado y cuando se produjo el cambio de gobierno a nivel nacional quedó todo trabado”, sostuvo en otro tramo de la entrevista radial.

Y lanzó: “Desde noviembre no recibimos la medicación, mi marido siguió el tratamiento por donaciones, a través de la doctora y de Buenos Aires. Ahora quedó atrasado en el tratamiento porque nadie nos la suministra. Se llama Pembrolizumab. Nos dicen que están colapsados con todos los que reclaman”.

“Se realizó una movilización el 4 de febrero porque hasta se les cortó el suministro de la medicación a los chicos. Los médicos no tienen respuesta, solo nos sugieren que sigamos reclamando y lo hagamos público. Esta medicación cuesta siete millones de pesos cada y se aplica cada tres semanas”, destacó Natalia.

Por último, enfatizó que “se nos hace imposible afrontarlo. El cáncer no espera, se necesita de un tratamiento correcto. No tienen piedad. Solo nos queda rezar, tratamos de ser optimistas de que se va a solucionar. Antes llegaba tarde la medicación, ahora ni siquiera eso”. 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.