• nubes
    16° 16 de Abril de 2024
armas-arsenaljpg

Un programador de videojuegos se cansó de los cortes de energía y atacó a balazos un transformador de Edesur

El tirador fue detenido por la Policía de la Ciudad y en su casa se encontró un inesperado arsenal

Los repetidos cortes de energía trastornaron la vida de miles de vecinos en las últimas semanas. La ola de calor golpeó en los ánimos y en la generación de electricidad. El descenso de la temperatura no provocó, al menos en un caso, la disminución del fastidio por la interrupción del servicio. La reacción de un programador de videojuegos en el barrio de Mataderos fue directamente furiosa. Delictiva. Se acercó hasta el transformador de Edesur ubicado en Molina y Ulrico Schmidt. Y disparó varias veces.

Vecinos alertaron a la Policía de la Ciudad y tras la observación de cámaras de videovigilancia los detectives pudieron ubicar el rastro del tirador. Vive a pocos metros. El allanamiento y arresto era algo esperado, pero resultado sorpresivo el resultado del operativo: de la intimidación pública se pasó a descubrir un arsenal.

El detenido, de 33 años, no solo es programador de videojuegos, sino también profesor de artes marciales, según revelaron fuentes cercanas a la investigación. Pero a ese conocimiento de estilos de combate le agregó un condimento más contundente, ya que en la casa se hallaron más de cinco mil proyectiles de diferentes calibres.

Enseguida llamó la atención un Fusil de Asalto Liviano (FAL) con mira telescópica y posición para instalar un bípode que permita precisión en disparos a distancia. Otros dos rifles encontrados en la vivienda marcaban alguna capacitación en emboscadas de francotiradores. Otra arma larga, una escopeta calibre 12, contaba con abundante munición para cualquier contingencia, ya que hasta postas de goma aparecieron entre los proyectiles.

Como si fuese la casa de un videojuego de combate, de esos en los que el jugador tiene que rotar de armas en forma permanente, también fueron incautadas allí cuatro pistolas 9mm, entre ellas una Glock. Con menor calibre, pero menos común en manos de civiles alejados del delito, fue encontrada una pistola Bersa 22 con silenciador. Dos revólveres Taurus completaron el decomiso de armas informado por la Policía de la Ciudad. Además de varios cuchillos tácticos. Un arsenal real, aunque parezca extraído del juego Counter Strike, cuya nueva versión, casualmente, fue presentada hoy.

Y al igual que en un videojuego, también se contaba con un chaleco táctico policial, construido en fibras de Twaron capaces de frenar proyectiles de 9mm y calibre 44.

El detenido, identificado con las siglas A.O., no cuenta con antecedentes penales. Al menos hasta ayer, cuando decidió disparar contra el transformador de Edesur en el barrio de Mataderos. Pero el misterio del arsenal intrigaba a los investigadores. El programador de videojuegos solo había mencionado que el armamento pertenecía a su fallecido padre.

Al realizarse las consultas iniciales se determinó que el padre del detenido había sido efectivo de la Prefectura. No solo era un uniformado más, sino que tuvo calificación de buzo táctico y fue instructor de tiro en esa fuerza de seguridad federal.

Más allá de que el padre tuviese calificación por demás adecuada para el uso de armas de fuego, el hallazgo del arsenal marca otra situación: el escaso control real del Estado sobre el armamento que está en las calles. Los permisos estaban vencidos y ningún organismo gubernamental se había preocupado por saber qué había pasado con esas pistolas. Esa es responsabilidad primaria de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (exRenar), dependiente del Gobierno nacional.

Y por más miembro de grupos comando que hubiese sido en algún momento, el padre del ahora detenido no podía tener un FAL en su casa. Muchas fallas estructurales quedaron en evidencia tras disparos de alguien cansado de los cortes de energía.

La causa de esa intimidación pública quedó en manos de la fiscalía nacional contravencional y de faltas N° 40, a cargo de Matías Michienzi, y de la jueza Claudia Alvaro, del juzgado en lo penal, contravencional y de faltas 16.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.