• cielo claro
    16° 7 de Diciembre de 2019
carem25jpg

Alta tensión: paralizan el proyecto Carem 25 y hay 500 nuevas suspensiones

Una millonaria deuda de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Gobierno nacional puso en jaque a la firma Techin. Los detalles.

El conflicto en Zárate no cesa y ahora los 500 trabajadores que prestan servicios en la construcción del reactor Carem 25 en Lima podrían quedar en la calle por una deuda millonaria que tiene el Estado con la empresa a cargo de la obra, la multinacional Techint.

La firma reclama un monto de 6 millones de dólares a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), bajo la dirección de Enrique Cinat y la gestión en la subsecretaría de Energía Nuclear, Julián Gadano.

En este sentido, el secretario de la seccional local de la Uocra Julio González explicó que “la empresa Techint le viene exigiendo a la CNEA y al Gobierno nacional rediscutir los precios de los contratos y los pagos adeudados a la empresa constructora”.  

Los trabajadores vienen de varios meses en conflicto y hasta llegaron a cortar, en agosto, los accesos de la rotonda al Complejo Centrales Nucleares, para exigirle respuestas al Ministerio de Producción.    

“Nos encontramos con la deuda de la CNEA con los proveedores, en este caso Techint, están reclamando renegociar la deuda pero ellos no quieren avanzar con la obra si no se les paga y corren riesgo de despido los trabajadores”, señaló a Diputados Bonaerenses el concejal de UC de Zárate, Lucas Castiglioni. 

Por esto, a partir de hoy los empleados de la construcción se encontraron en calidad de suspendidos por más de tres semanas. “Metodología que ya utilizó la empresa Conuar con otra obra que se desarrolla en el complejo Nuclear de Atucha”, detalló González.   

En este contexto, vale remarcar que el proyecto comenzó a desarrollarse el 8 de febrero de 2014 sobre una superficie de 18.500 metros cuadrados y hasta el momento ya se había avanzado en el 60% del CAREM pero hoy el parate es definitivo.

Cabe destacar, que legisladores bonaerenses ya se manifestaron por esta situación y tiempo atrás expresaron su preocupación por la situación que pone en jaque a los operarios y denunciaron el freno del Plan Nuclear.

“La discontinuidad del Plan Nuclear afecta no solo a los trabajadores de la zona, sino también a todas las empresas de la cadena de valor y la formación de recursos científicos, técnicos e industriales”, remarcaron desde el bloque de diputados de Unidad Ciudadana.