• nubes dispersas
    19° 23 de Octubre de 2020
noe-ruiz-femicidiosjpg

Noelia Ruiz: “Los femicidios son la otra pandemia pero pareciera no ser tan alarmante”

Entre enero y septiembre, al menos 80 mujeres y personas trans fueron asesinadas en la Provincia.

La violencia machista no encontró su freno con la pandemia del Coronavirus sino que, por el contrario, se hizo más fuerte. Así, entre enero y septiembre, al menos 80 mujeres y personas trans de la provincia fueron asesinadas en manos de varones, por el solo hecho de serlo.

Con ese contexto, la diputada provincial de Juntos por el Cambio y militante feminista, Noelia Ruiz, señaló en diálogo con Diputados Bonaerenses que los crímenes de mujeres y personas con identidades disidentes representan “la otra pandemia” de la Argentina.

“Es otra pandemia la de los femicidios, que se lleva la vida de una mujer cada 29 horas pero pareciera no ser tan alarmante; estas cifras son corrientes, en lo que va del año ya fueron más de 180 femicidios, y 118 de ellos durante la cuarentena. Las relaciones violentas y toxicas se vieron encerradas dentro de una casa, lo que aumentó no solo los casos de violencia sino también los asesinatos”, marcó Ruiz.

Además, el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT+ reveló que en el año hubo 69 crímenes contra la comunidad trans, travesti y homosexual, donde el impulso de esos asesinatos fue la orientación sexual y la expresión de género de las víctimas.

Por eso, en mayo la Legislatura bonaerense sancionó la ley de emergencia por violencia familiar, de género y diversidad, una iniciativa de Ruiz a la que se sumaron los proyectos de otras legisladoras de todos los bloques.

“El Estado provincial dispone de mecanismos de prevención y asistencia pero sabemos que con la burocracia estatal los tiempos están lejos de dar respuesta a una emergencia, menos cuando está en riesgo la vida. Esta ley le da celeridad para reasignar partidas, contratar un hotel de refugio y reforzar las campañas de prevención porque muchas personas no saben a dónde acudir o llamar, la cuarentena las aísla de las redes de contención”, reforzó la diputada.

La legisladora de Morón reconoció y destacó el trabajo de la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad, Estela Díaz y señaló que mostró un “gran compromiso” con la problemática en este contexto, por lo que “en este tiempo ha lanzado programas para atender el problema, pero lamentablemente no alcanza”.

“Los números de los femicidios no se los podemos ligar a un Gobierno, es una cuestión de arraigo cultural que viene de siglos, es la base del sistema patriarcal. Las mujeres estamos en desventaja con los varones en cualquier indicador, el problema es cultural pero claro que el Estado tiene la responsabilidad de prevenir, asistir, y reparar”, subrayó Ruiz.

En tanto, en la Legislatura bonaerense se trabaja en proyectos e iniciativas para poder dar más y mejor respuesta a este gravísimo problema que parece no tener un fin en el corto plazo.

Sobre eso, desde Juntos por el Cambio apuestan a la ley Brisa, de reparación económica para niños y niñas cuyas madres fueron asesinadas por la violencia machista; la correcta aplicación de la ley de víctimas, que tuvo media sanción en el Senado y proyectos para prevenir los embarazos no deseados.

“Tenemos que tener una mirada de género transversal en todas las iniciativas que trabajemos en la Legislatura, es fundamental. Por ejemplo, cuando abordamos el tema de los jardines que están en una situación gravísima, porque cuando desaparece una institución así, los niños vuelven a los hogares y en el 93% de los casos las mujeres son las que atienden las tareas de cuidado, entonces una vez más quedamos limitadas”, destacó Ruiz.

En otro orden, tal como lo manifestaron militantes, funcionarias, y legisladoras de todos los sectores del arco político, una de las claves en las desigualdades y las injusticias más grandes en materia de género tiene que ver con el poder Judicial.

El caso de Micaela García es emblemático en ese sentido e incluso inspiró la ley nacional que lleva su nombre y a la que adhirió la provincia. A través de ella, se garantiza la capacitación obligatoria en género para los miembros de los tres poderes el Estado.

“Nos damos cuenta que todos tenemos una parte de responsabilidad, porque no es lo mismo nombrar las cosas de una manera o de otra, es muy importante que sigamos con las capacitaciones de la ley Micaela, el poder Judicial es de los que más la necesita”, marcó la diputada tras recordar fallos que hablaron de violaciones en grupo como “desahogo sexual”.

Los casos de denuncias desestimadas, violencias escondidas, burlas o dilatación de los tiempos para evitar que las mujeres, niñas y disidencias accedan a derechos básicos, son los más visibles de la desidia y el abandono del poder judicial, que también es violencia institucional.

“Por ejemplo en los casos de las niñas a las que se obliga a parir se ve esto, si es una niña no es madre, es una locura, hablamos de violaciones y de una violación a sus derechos, ahí tenemos un poder judicial que atrasa, que oculta y cuando las cosas son invisibles nadie se hace cargo; entonces lo más importante es visibilizar esos derechos vulnerados para poder dar esas peleas”, conluyó.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.