• cielo claro
    13° 31 de Octubre de 2020
fuego-isla-san-nicjpg

Otra vez el fuego en la zona de las islas

La lente de la cámara de Manuela Fernández Nessi captó este domingo cómo se elevaban -en zona de islas- densas columnas de humo producto de los incendios que volvieron a producirse en zona de islas frente a San Nicolás.

Como el viento sopló del sur, el humo no llegó a la zona urbana y entonces los nicoleños que optaron por disfrutar del sol no debieron padecer los indeseables (y dañinos) efectos del humo que torna irrespirable el aire de la ciudad.

El daño que causan las personas que generan focos ígneos no es sólo contra la salud de las personas sino también contra la propia naturaleza.

El fuego genera una alteración significativa en el sistema natural que provoca: la pérdida de biomasa, estructura vegetal, fragmentación de hábitats y pérdida de especies endémicas de la región. Se ven afectados los servicios ecosistémicos que brindan los distintos ambientes, como los valiosos servicios que aportan humedales y bosques.

El impacto más notorio sobre la fauna se presenta en la pérdida de su hábitat y nichos ecológicos, reduciendo la diversidad y su abundancia relativa, con un efecto prolongado en el tiempo luego del fuego. Por otro lado, mientras la destrucción de los hábitats de los animales afecta fuertemente a las especies con menor movilidad, otras escapan del incendio refugiándose en otros sitios. A su vez, generan una presión sobre el nuevo ambiente en el que se refugian y provocan desequilibrios en el ecosistema. Asimismo, la competencia entre especies es mayor, escasean fuentes de agua y especies para la alimentación, afectando consecuentemente las redes tróficas del sistema.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.