• nubes
    11° 7 de Agosto de 2020
vivas-ni-una-menosjpg

A cinco años del primer "Ni una menos", las demandas en materia de género siguen intactas

Un día como hoy, en el 2015, se llevaba a cabo la primera movilización masiva, tras el repudio masivo por la muerte de una adolescente de 14 años en una pequeña ciudad de Santa Fé. La fuerza colectiva de una historia reciente por una convocatoria espontánea.

“Ni una Menos” es una consigna por la que una maratón de lectura iba a recordar diferentes víctimas de violencia de género: el 16 de marzo apareció el cuerpo de una chica desaparecida 5 días antes. El día del hallazgo se cumplió 10 años de la desaparición de otra joven en Neuquén. La conmoción llevó a la acción de estas mujeres, invitando a una plaza de Capital Federal a una jornada de conferencias para visibilizar la problemática.

“Una joven de 14 años fue asesinada por su novio, y enterrada en el patio de su casa en Rufino, Santa Fé”. El 10 de mayo del 2015, todos los medios de comunicación centraban su programación en este caso, que día tras día fue una temática que fue ganando espacio en la prensa y disputa en los diferentes escenarios. Este hecho motivó a las organizadoras de la maratón de lectura a realizar una segunda convocatoria, muchísimo más jugada y esperando que sea masiva, frente al Congreso de la Nación. La realidad estuvo de su lado, al menos 300 mil personas se manifestaron y movilizaron en simultáneo en más de 80 ciudades del país.

 

La adhesión por parte de los más variados grupos feministas y organizaciones sociales, políticas, culturales y barriales, así como sindicatos y figuras reconocidas fue impactante, un reflejo de la realidad de las mujeres que interpela todo tipo de estandarte y estereotipo. La convocatoria se difundió masivamente en redes sociales, movimientos feministas y en los medios de comunicación más importantes del país. El apoyo fue indistinto al género a lo largo y a lo ancho del país.

En un principio el movimiento local pareció desbordante, y rápidamente se viralizó en redes sociales y se volvió internacional. Figuras públicas alrededor del mundo adhirieron a la consigna: artistas, periodistas, referentes políticos, ONG, deportistas, académicos. Logró, éste consolidado colectivo, imponer la violencia machista en la agenda. Agenda mediática, política y social. A la violencia estructural, construcción social.

En nuestro país, este es el primer “Ni una menos” con Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, y desde la línea nacional se espera que estos días se presente el Plan Nacional contra la Violencia, reclamo histórico y fundamental del colectivo que celebra su 5º aniversario. Tener ministerio en la temática, permite también, la jerarquización de las políticas sobre las violencias de género.

Las mujeres, las disidencias y la diversidad son la fuerza colectiva más dinámica de estos tiempos. Lograron, una fuerza de presión, lucha y transformación, impulsar y manejar las violencias machistas en la agenda pública, social y sobre todo política, siempre resistiendo. El primer paro realizado en el Gobierno macrista fue el de las mujeres. Poner el cuerpo termina siendo la única opción cuando mueren mujeres todos los días. El recorrido previo de las activistas se potenció, visibilizó e instaló las demandas concretas en la irrupción del 03-06-15, que siguen vigentes a hoy en días, dando luchas y conquistando leyes, hasta que exista la real Justicia y la igualdad de género .

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.