• cielo claro
    20° 26 de Octubre de 2020
casee-minjpg

Conocé la historia de película de un ex arquero de Douglas Haig

El “Mudo” perdió el 80% de la audición cuando era chico y, con esfuerzo y sacrificio, logró hacerse un lugar en el mundo del fútbol, al punto tal de haber sido citado a la Selección por Carlos Salvador Bilardo. El Fogonero fue uno de los clubes donde más tiempo estuvo sin contar su destacado paso por Temperley

El 21 de junio de 1957 en Saliqueló, Provincia de Buenos Aires, nacía Héctor Jorge Cassé. Nueve meses más tarde, a causa de una otitis mal curada, perdió más de la mitad de la audición. Desde chico aceptó esa discapacidad pero odiaba que le hablen con lenguajes de señas, por eso tuvo que aprender a leer los labios.

Sin embargo la gran dificultad que tuvo apenas nacido, sumado al fallecimiento de su hermano cuando él tenía 5 años, no fueron palos en la rueda para que pueda cumplir su sueño: jugar en Primera División.

A lo largo de 16 años jugó para: Gimnasia y Esgrima de La Plata, Temperley, Quilmes, Douglas Haig y Deportivo Maipú de Mendoza, entre otros. Al Fogonero llegó en 1987 y se quedó durante dos años, algo que no hizo en ningún otro club, salvo en Temperley, donde atajó durante 6 años y se ganó el corazón de la hinchada, quien le regaló un cantito: “Mudo Corazón”.Sin embargo su gran pasión es River: “Los domingos cuando salía del Instituto me llevaban a la cancha. Soy hincha de River, de Alonso, de Fillol. Fillol es un gran amigo, me regaló su camiseta. Yo miré siempre a los arqueros... a Amadeo, fue el primero, después Gatti y Fillol. River y Temperley... Los quiero”.

El Mundo del Fútbol le regaló, además de disputar varios años en Primera, la posibilidad de hacerse amigo de uno de sus ídolos de la infancia: Ubaldo Matildo Fillol. El Pato comentó: Tuvimos una gran amistad, he ido a su pueblo, le he llevado flores a su tumba, lo he ido a ver cuando estaba muy enfermo. Era un ejemplo”.

En 2003 luego de un cáncer pulmonar falleció a los 46 años de vida. Hasta que la enfermedad se lo permitió jugó para los veteranos de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, además de llevar a cabo su profesión que era ser remisero. De esta manera, el Mudo, le demostró al mundo que a pesar de las adversidades, es posible sobreponerse y llegar cumplir los sueños.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.