• cielo claro
    20° 20 de Septiembre de 2019
macri-espaldasjpg

El ocaso del narcisista

Monica Filippini Por Monica Filippini | 17 de Agosto de 2019

Joan Manuel Serrat en su canción “A quien corresponda” resuena en mis oídos diciendo “que la tierra cayó en manos de unos locos con carnet.…”

Psicoanalistas por doquier han teorizado sobre los líderes mundiales.  El psicoanálisis tiene mucho que decir para ayudarnos a interpretar una realidad que nos resulta indescifrable y difícil de tramitar.

Cualquier colega de la psicología puede ver los signos que presenta el actual presidente de la Argentina, Mauricio Macri. No es un análisis salvaje el que se pretende, los sujetos se presentan a sí mismos en el cuerpo social y es desde allí donde podemos hacer una lectura.

En estos días pudimos ver con mucha claridad al presidente de la Nación emitiendo un discurso que lo posiciona en una estructura, de esas que son inamovibles.

Las distintas entidades clínicas son: neurosis, perversión y psicosis, según la envoltura formal del síntoma y el campo unificado del padecimiento subjetivo. La  psicopatía, a diferencia de las otras estructuras clínicas,  no es  considerada una enfermedad. ¿Por qué? No hay sufrimiento psíquico. Esta fuera del clivaje de la Ley. La psicopatía se aproxima a la perversión justamente en el punto en que, al no respetar la subjetividad del otro, el efecto que produce es el de hacer emerger la angustia del lado de la víctima.

La  psicopatía narcisista tiene códigos propios de comportamiento: no hay culpa, hay negación de la realidad, sienten que ocupan el lugar del amo y no aceptan la diferencia con el otro, hay sentimiento de aniquilación del otro, no hay empatía, son el ombligo del mundo y todo debe girar en torno a sus mandatos y pensamientos.

Hay indiferencia por su futuro a largo plazo y hay una falta de capacidad de aprendizaje, no aprende de sus propios errores y hay una repetición eterna de los mismos patrones conductuales.

No es cierto,  dice Lacan, que no tenga en cuenta al otro, “el otro es el destinatario de sus actos perversos”.  Culpa de sus  acciones a los demás, miente para distorsionar la verdad y las víctimas llegan a dudar. Producen un daño de características muy profundas y difíciles de superar.

Esta estructura psicopática no tiene posibilidad de cambio.

El ocaso

Sabemos que nada dura para siempre, todo tiene su final, las estrellas se extinguen… y quedan en una total oscuridad.

La vida de un psicópata narcisista es una vida vacía que trata de llenar con el dolor de los demás. Ha ganado muchas veces pero, ¿qué sucede cuando ya no puede manipular, cuando ya nadie le queda a su alrededor?

Primero produce un estallido, un gran enojo cuando no se hace lo que él quiere. Va a negar la realidad a través de la fantasía. No se adapta al contexto,  pretende que todos se adapten a él.

En algún momento la gente se cansa, se rebela, y todo el mundo le da la espalda. El narcisista ha vivido por lo que la gente cree de  él pero cuando dejan de creer el narcisista colapsa.

La película El mago Merlín nos presenta una viñeta memorable; la bruja poderosa, Madame Mim, se hace dueña del castillo, esclaviza a toda la gente y el pueblo le tenía miedo. La bruja quería la admiración de todos y al que pensaba distinto lo sentenciaba. El mago Merlín, creado también por la bruja, se rebela y decide liberar al pueblo. Merlín abre las puertas del castillo y entra con todo el pueblo para liberarlos. La bruja narcisista se ríe y le dice a Merlín “¿tú crees que con todos estos campesinos vas a poder enfrentarme?” y Merlín le responde “No hemos venido a pelear contigo, hemos venido a olvidarte”, los campesinos y Merlín le dan la espalda y la bruja queda gritando “Por favor no me olviden”.

Cuando la gente decide olvidarlos, ellos,  en el ocaso, se van apagando.

La autora es Psicóloga

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ