• lluvia ligera
    28° 22 de Febrero de 2019
keith-4jpg

Es de Canadá, lleva recorridos 88 países en bicicleta y pasó por Pergamino

Keith "el hombre de la rueda" es como se hace llamar. Dejó su país hace casi una década para recorrer el mundo pedaleando. Visitó Asia, Africa, Europa y empezó el 2019 en Pergamino visitando al autor de esta crónica. Un relato distinto, para una historia distinta.

Cuando entré a India, después de pedalear la Karakorum Highway que cruza entre China y Pakistán, llegando  a Amritsar, lo conocí a Keith "The Wheelman", otro de los tantos viajeros en bicicleta que uno se cruza. Él, canadiense, venía de pedalear por Nepal, en las cercanías del Everest. Nos hicimos amigos y compartimos algunas pedaleadas por el Rajastan y Nueva Delhi, entre el quilombo más divino que el universo pudo haber inventado: las calles de India. Camellos, taxis bicicletas, vacas, cien religiones, ratas, elefantes, mil colores, penetrantes olores, paisajes húmedos, ocres, mil miradas, y  mil cien empujones.

La cuestión es que Keith, después de seis años, me vino a visitar a Pergamino, ya con ocho años arriba de la bicicleta, y más de 88 países en sus gambas.

Después de recorrer África, se tomó un avión a Sao paulo, (los ciclistas cuando cruzamos el agua, cazamos avión o bote, como cualquiera) ahí comenzó a pedalear para el sur y de paso, me contactó y se vino a Pergamin City of the World.

Charlamos mucho.

El común de la gente pregunta:

¿Como hace para sobrevivir?

Da clases de Inglés, o trabaja reparando bicicletas, o le extrae guita al banco canadiense.

¿Y qué toma y qué come?

Toma Agua y lleva comida en las alforjas con una cocinita a nafta. No toma alcohol, porque cuando dependés de tu cuerpo para hacer lo que más te gusta, simplemente lo cuidás. Aún a sus 44 años prefiere siempre la chocolatada, el apetito de ciclista viajero es el mejor del mundo, le entró sin miedo al asado del Pipa y de mi viejo. Se despierta con el sol, sale a pedalear y justo antes del atardecer arma la carpa, en el desierto, en la banquina, en la playa, en la plaza, en la montaña, o en la casa de algún amable vecino.

¿No tiene miedo?

Dice que no con la mirada, porque no habla mucho español.

¿Near death Experience? ¿Experiencias cercanas a la muerte?

Ahora me pregunta Keith a mí, yo le cuento lo que me sucedió en el Paraná, en el mar y en Pakistán. Entonces él me cuenta la suya: malaria en Zambia.

Un día normal se despierta en su carpa al lado de la ruta, pero se siente cansado y duerme el día entero, toma agua y duerme hasta el segundo día y el tercero, ya se le acababa el agua. El cuarto día trata de llegar hasta la ruta con su bicicleta, pero se siente demasiado agotado, vuelve a acampar. El quinto día tratando de abrir una mermelada se queda dormido con las piernas fuera de su carpa, a las muchas horas se despierta porque unas hormigas que también querían mermelada lo picaron, trata de llegar a la ruta, hasta que un policía lo ve, va a su encuentro, y ahí Keith no recuerda nada hasta que se despierta en el Hospital a los cuatro días. Había contraído malaria, que es contagiada por un mosquito. Entre otras cosas, si las hormigas no lo picaban y no se despertaba, moría ahí nomás.

Rápida Lista de Países, sin repetir y sin soplar (maso, los que me acuerdo que me dijo)

De Oceanía: Nueva Zelanda, Australia. De Asia: Vietnam, Laos, Camboya, Malasia, Indonesia, India, China, Nepal, Malasia, Tailandia. De Europa le faltaron 3 nomás, o sea casi todos, luego bajó a Marruecos, dice Keith que es mentira que haya un país que se llame Sahara Occidental como dice en el Google, es solo el Sahara aclara Keith.

Luego Mauritania, Senegal, y antes de entrar en Guinea Bissau, vio un cartel que decía: “Si entras te contagiarás el Ebola”, entonces se volvió a Europa, luego entró por la parte del Libano Israel Egipto, y en Sudán no lo dejaron entrar porque tenía el sello de Israel en el pasaporte… cuestiones raciales de religión. Se tomó un vuelo a Sudáfrica y recorrió los países del centro y sur de África, hasta el vuelo a Brasil que ya les comenté

Ya está cansado, demasiada pedaleada dice Keith, pero le va a seguir metiendo de todas formas, hasta volver pedaleando los 13mil km hasta Canadá ¿Por qué? ¡¡¡Pues porque es su sueño!!!

No quiso ir a los festejos de fin de año con Kumbiemos el Sistema, porque estaba cansado, había pedaleado 110km para llegar a Pergamino  (yo si fui, tiré dos cañitas voladoras y me retaron, pido disculpas, eran de las más chiquitas).

Él siempre con espíritu de acción, y siempre ansioso de saber de Permacultura, lo llevé a la Ecoaldea Ayerza a trabajar la casa de barro que estamos haciendo. Luego, lo llevé con mis alumnos. Les mostró sus fotos mientras tomaban todos chocolatada, los pibes del barrio Hernández y del Kennedy, asombrados por las fotos del desierto, de la nieve, de los babuinos, el Sahara, la bicicletería en Zambia, los elefantes en la ruta, de unos edificios de la era soviética en Europa del este, las gotas de agua al amanecer, de un carro tirado por dos burros –Ferrari de África , aclara Keith sonriendo–, cavernas en China, mar de motos en las calles de Ho Chi Minh City en Vietnam, canales en Bélgica, hormigueros gigantes en el sur de África, y…. ¿Do you want pan con Dulce de Leche?, le pregunto, mis alumnos se ríen y me acusan: dijiste "wanasanawanagana dulce de leche!!" Jijijijij

Lo que nos sorprende a los ciclistas es ver que anda en una bici de cuadro japonés estilo de carreras, con un solo piñón, lo cual es raro para un viajero en bicicleta, ya que solemos preferir los cambios y un rodado grueso. Él se la re banca y si tiene que subir una montaña, se baja, le pone un piñón más grande y sigue.

Resulta que, Keith cuando era más joven fue velocista de carrera de bicicletas, obtuvo un segundo puesto en un campeonato mundial amateur, groso, sus gambas parecen dos bazookas cargadas. Fuimos a lo de José Cachi Castro a conseguir unos repuestos de bici, y resulta que Keith nombra el equipo JAMIS, a Guido Emanuel Palma a Alexander Sebastian, Alexander Marcelo y nombra a un pergaminense conocido por el mundo, un grande: Hugo Pratissoli, a quien no tardamos en llamar y en 10 minutos se vino a charlar. El mundo es un pañuelo, pero justo hoy no estornude señora por favor.

Se quedó cinco días compartiendo Pergamino conmigo y para despedirlo, lo acompañé hasta la ruta que va para Arroyo Dulce. No creo que vuelva por acá, porque no creo que haga otro World Tour -me dice Keith- a no ser que cuando vuelva a Canadá me case con una bella mujer y con nuestro hijo demos una vuelta más.

Le digo Gospeed, porque lo vi en una película, y siempre lo quise decir, se saluda así porque significa, velocidad de dios y buena fortuna en tu viaje.

Para ir finalizando hago una pregunta:

¿Para cuando Pergamino en el National Geographic? ¿Con quién hay que hablar?

Como no encuentro respuesta entonces miro para todos lados, nos despedimos con naturalidad, porque para un viajero, irse es hablar.

Entonces Keith se va, y yo me voy.

Para mas data y fotos:

Facebook: Keith Thorarinson

Twitter: @keiththewheelmn

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.