• cielo claro
    16° 7 de Diciembre de 2019
transfusionjpg

La historia de la mujer que hace 16 años se contagió HIV luego de una transfusión en el Hospital y sigue esperando justicia

Llegó al Hospital Municipal en el año 2003 con la esperanza de la llegada de un nuevo hijo. Salió rumbo a su casa sin saber que le habían inoculado HIV en la sangre. Hubo negligencia y falta de controles. Hace 16 años que lucha para que se hagan cargo del error cometido que cambió radicalmente su vida.

Una mujer colonense sigue esperando justicia. Una historia seguida muy de cerca por el medio El Faro de la vecina ciudad que logró reconstruir una historia cargada de "desinformación malintencionada" durante años. 

Tomála vos, dámela a mí

En el 2014, luego de idas y vueltas de la Justicia de Pergamino, la Cámara de Apelaciones de San Nicolás resolvió sobre esta causa de "contagio de HIV por transfundir sangre sin los debidos controles" y estableció la indemnización que debía recibir la víctima. Sin embargo, por un artilugio jurídico presentado por la Municipalidad de Colón, el expediente judicial se fue a la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires. La Corte le regresó el voluminoso escrito a la Justicia de Pergamino con la sentencia firme y el Juez Interviniente le dio la razón, una vez más, a la damnificada. Pero la Municipalidad de Colón apeló nuevamente y la liquidación aún no se resolvió.

La historia

"Una mujer se contagió SIDA en una transfusión realizada en el quirófano del Hospital Municipal de Colón, en una práctica de cesárea. La víctima demandó penalmente al nosocomio local. La historia es emblemática y resumen de una dramática falta de controles existentes sobre la sangre utilizada en las transfusiones y las graves consecuencias que esto acarrea" publicaban los medios hace más de una década.

De acuerdo a la extensa causa judicial, la mujer fue intervenida en el año 2003, para realizarle una cesárea. La parturienta tenía una anemia por lo que el médico de cabecera decidió practicarle una transfusión. Hasta ahí, todo normal. Pero la demandante comenzó a sentir con el correr del tiempo diferentes problemas y a detectar diferentes lesiones. Tras varios análisis descartando diferentes enfermedades, el test de HIV le dio positivo. Ante el estupor y la incertidumbre el estudio fue enviado a Junín para que sea estudiada por el método Wester Blot. Se repite el diagnóstico. Cómo si fuera poco, un tercer análisis realizado en el Hospital San José de Pergamino también dio positivo.

Cabe destacar que la mujer tenía análisis previos al parto, que constan en la causa, que dieron negativo de HIV, y por otro lado, para mayor seguridad, le realizaron los análisis al marido y al hijo, arrojando los dos el mismo resultado: negativo.

La causa

Asimilada su nueva condición de salud, dos años después de la cesárea, el 28 de agosto de 2005 la mujer de 28 años inició la causa judicial que lleva el número 46 407.

El expediente de más de mil fojas achaca imprudencia e impericia médica, expone sobre la responsabilidad profesional y la doble responsabilidad del Hospital Municipal de Colón que -sostiene- se vale de la actividad del médico para la prestación del servicio de salud y además actúa como dueño o guardián de la sangre transfundida sin adoptar las debidas medidas de seguridad.

La abogada defensora de la Municipalidad de Colón niega y desconoce los hechos, además de sostener que no puede responsabilizarse al Hospital de Colón porque no tiene obligación de controlar, que dicha tarea corresponde al Hospital de San José de Pergamino.

La desgraciada protagonista de esta historia, “Juana”, comenzó a sentir problemas en un ojo. La mujer concurrió al oftalmólogo y ante las lesiones detectadas, es derivada a un médico.

El galeno pidió que se le realizaran varios análisis, para ir descartando posibilidades como podría ser un herpes o la peligrosa toxos-plasmosis. Por último, el médico manda a “Juana” a llevar adelante el test de ELISA.

El estudio se realiza en Colón. El análisis es positivo y para confirmar el mismo se manda sangre para que sea estudiada por el método Wester Blot en centro de salud de Junín. El mismo repite el diagnóstico. Un tercer análisis realizado en el Hospital San José de Pergamino también es positivo.

Por otro lado, y para mayor seguridad le realizaron los análisis al marido y el hijo, dando los mismos negativo. Luego de la nota se le dio orden al Fiscal de reabrir la causa judicial y un miembro de Presidencia de la nación se comunicó con la víctima.

Con información de El Faro (Colón, Bs.As)

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.