• cielo claro
    15° 29 de Octubre de 2020
vito-rostijpg

La joya pergaminense que dejó el rugby a los 20 años: “El deportista tiene miedo a un gay en el vestuario”

Vittorio Rosti, surgido en Gimnasia y Esgrima de nuestra ciudad, en diálogo con Cadena 3 contó los miedos y tabúes que enfrentó al revelar su homosexualidad. El exjugador de Los Pumitas habló de estereotipos y discriminación.

Nadie que conozca de rugby duda que el pergaminense Vittorio “Vito” Rosti estaba destinado a ser un gran exponente del deporta nacional. Con tres mundiales juveniles con Los Pumitas en el hombro, hoy seguramente formaría parte del seleccionado mayor.                                                                                                     

Sin embargo, la de “Vito” no es una historia que sólo deba abordarse desde lo deportivo. Incluso, porque con tan sólo 20 años de edad decidió dejar el rugby, cuando jugaba en Duendes, club al que luego regresó por un breve lapso de 6 meses.

¿Por qué tomó una decisión de esa magnitud con un futuro tan prometedor?

La respuesta a ese interrogante tiene dos aristas: Por un lado, la necesidad de distender su mente después de los meses intensos que sobrevinieron a la pregunta que le hizo un amigo del club. Una situación que no sólo lo expuso a los chismes de pasillos, sino también a sus propios fantasmas, pero que paradójicamente le alivianaron una mochila que se había cargado con horas y horas de desvelo. Y por otro, los estudios universitarios.

A pesar de su talento, tenía claro que no quería ser un rugbier profesional y que la prioridad era su carrera en Ingeniería Química “En 2016 dejé el rugby, un año antes había salido del closet. Necesitaba relejar la cabeza y estar más tranquilo”, detalló al contar cómo inició ese proceso de liberación, en diálogo con La Central Deportiva, de Cadena 3 Santa Fe.

“No lo pude decir yo, me lo vino a preguntar un amigo por los rumores que había en el club. Le agradecí mucho que me lo haya preguntado, porque me sacó un peso de encima”, confesó.

Si bien reconoce que las nuevas generaciones vienen con una mentalidad más abierta, no es un hecho menor el haber afrontado ciertos estereotipos vinculados al rugby en particular. “Sentía miedo de que me rechacen mis amigos del club o de otros clubes, o que me dejen fuera del equipo”, expresó. Acto seguido, admitió cuál era su máxima preocupación: “Mi mayor miedo era que lo supieran los capitanes de Duendes”. Es que en el mundo de la ovalada, los capitanes trascienden la línea del tiempo y en algunos casos hasta son endiosados.

No obstante, “Vito” se encontró con una reacción positiva: “En el club nadie me cambió el trato”. Por el contrario, describió un hecho que lo marcó. “En uno de mis últimos partidos enfrentamos a Jockey. En Twitter hicieron un comentario sobre que yo era homosexual y salió a defenderme Maxi Nannini, que es el referente histórico de Duendes”. Un punto de inflexión, que disipó el miedo al qué dirán los capitanes.

Vittorio Rosti aclaró que no a todos se les hace fácil el camino. “Tengo un amigo que pasó por algo similar hace 10 años. En su caso, la respuesta fue diferente y lo empezaron a dejar de lado”, describió. Hoy, junto a ese compañero, analizan formar parte en Buenos Aires de un equipo en el que juegan varones gays, con el fin de difundir la diversidad sexual en el rugby. Una tarea necesaria que busca destruir un tema tabú que señaló con una contundente frase: “El gran miedo que tienen los deportistas es que haya un gay en el vestuario y que los mire”. Una cruda descripción de una verdad tan grande como los prejuicios.

Desde que el joven que surgió de Gimnasia y Esgrima de nuestra ciudad y está cerca de convertirse en ingeniero químico, hizo pública su historia, recibe muchos mensajes por Instagram de rugbiers juveniles que tienen miedo de contar que son homosexuales. “Tienen la necesidad de que los ayuden porque no saben qué hacer”, aseveró vislumbrando las dificultades por las que pasan esos pibes y que, en definitiva, son las mismas por las que pasó él. “Antes de contar que soy gay, soporté indirectamente muchas frases homofóbicas. No solo en el club, también en el colegio y en muchos otros lados”, explicó.

Hace algunos meses, el basquetbolista Sebastián Vega publicó una carta abierta en la que contó que es homosexual. Una carta “liberadora” como él mismo definió y que acumuló muestras de apoyo de las figuras más importantes, como por ejemplo Emanuel Ginobili.

Con ese antecedente, era bueno saber si “Vito” Rosti corrió con el mismo acompañamiento de los principales exponentes del rugby nacional, muchos de los cuales jugaron con él en 2013 en Los Pumitas (Lavanini, Matera, Lezama, Boffelli, Montoya y Cordero, entre otros).

“La verdad, no recibí mensajes de ellos, pero con que no me rechacen ya es importante. Por algo se empieza”, dijo Vittorio Rosti al medio santafesino, valorando los casilleros avanzados y conformándose también con los no retrocedidos en un tema que, aún en 2020, sigue siendo un tabú en el deporte profesional.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.