• nubes dispersas
    30° 5 de Marzo de 2021
comercio-de-la-costajpg

La otra pandemia: en La Costa hoteleros y gastronómicos sólo trabajan “para subsistir”

En el resto de los municipios la situación no es mejor y la poca afluencia de turistas complica el escenario. Diputados Bonaerenses hizo un revelamiento entre referentes del sector.

A pesar de haber logrado una apertura de la temporada de verano 2021 en la Provincia, los distritos costeros enfrentan una situación más que compleja en su economía, que depende en un enorme porcentaje de esa actividad, por el fuerte recorte en la afluencia de turistas. 

El partido de La Costa resultó galardonado como el destino más elegido por los turistas de la Argentina en lo que va de la temporada, según un relevamiento del Ministerio de Turismo de la Nación y por semana recibió más de 58.900 personas. Sin embargo, los sectores económicos no logran levantar cabeza.

“Venimos transitando un momento complejo producto de la Covid-19, los comerciantes se han tenido que adaptar a esta nueva normalidad, han hecho un esfuerzo muy grande para brindar lo mejor para aquellos argentinos que eligieron una vez más al Partido de La Costa, como destino para descansar”, dijo a Diputados Bonaerenses Ezequiel Caruso, presidente del Edetur.

En ese sentido, la encarga del Hotel San Remo Apart San Bernardo, Natalia Montenegro, manifestó a este portal que en la primera quincena “tuvimos un 40% menos de ocupación, con respecto al año pasado, una facturación que bajó un 60%, por suerte para cubrir parte de los sueldos durante el año recibimos el ATP por parte del Gobierno, pero hoy con lo que se está cobrando, solo alcanzamos a cubrir los costos”.

Según el Ministerio de Turismo nacional, durante este fin de semana que marcó el cambio de quincena, ingresaron más de 177 mil personas a vacacionar en alguna de las 14 localidades del Partido de La Costa y a conocer sus más de 96 kilómetros de playa.

Según el relevamiento del Ministerio de Producción bonaerense, en el top 5 de los destinos más elegidos figuran La Costa, Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell y Monte Hermoso. En estos distritos la situación es aún peor porque con la llegada de menos gente la situación se hace más cuesta arriba.

 

Por ejemplo, Mar del Plata recibió en la primera quincena de enero 381.000 turistas, lo que representa un 40% menos de arribos respecto del mismo periodo de la última temporada.

Lo mismo ocurrió en Villa Gesell y Monte Hermoso, donde los intendentes de esas localidades manifestaron a Diputados Bonaerenses que están con un 50% y un 40% de ocupación hotelera, respectivamente. Eso no hace más que encrudecer la situación de los empresarios y trabajadores del sector.

“Hay días que facturamos solo un 30% con respecto al año pasado. Lo que se habla entre los comerciantes es que hoy trabajamos para subsistir. Las familias que vienen a visitar nuestras playas tratan de gastar lo menos posible. Hay muchos que se vienen con los bolsones de comida para no gastar, esa es la realidad que hoy vivimos”, expresó Julián Casin, dueño de la Pizzería “El Bocatta” de San Bernardo, a este portal.

Los precios también fueron un factor determinante, ya que una super pizza de diez porciones cuesta $750 pesos cuando el año pasado estaba $580; también ocurre con la bebida ya que el año pasado el agua estaba a $35 la botella en los mayoristas, hoy cuestas $65.

“El año pasado teníamos 19 empleados, hoy son 10 y estamos sobrados pero no puedo dejar sin trabajo a un vecino en medio de la temporada. Me imagino una post temporada compleja, porque ya venimos de un arrastre de un año difícil, hay que reinventarse”, sostuvo el gastronómico.

Otro de los sectores resentidos fue el de los balnearios, que también tuvo una merma en la demanda y, junto con la imposibilidad de usar el 100% de la capacidad por los protocolos de cuidado, también se vieron impactados en los ingresos.

“La primera quincena fue tranquila, nosotros tuvimos un afluente de un 40% de visitantes con respecto al año pasado. Eso nos perjudica económicamente, pero nos beneficia con respecto al Covid, se pudo mantener el distanciamiento en los balnearios y en las playas públicas. La gente se cuida, quiere estar distanciada, no le da lo mismo cuidarse o no”, señaló Natalia Gallo, propietaria del Parador Oasis y de la Asociación de Hoteleros de Mar de Ajó, a Diputados Bonaerneses.

En ese parador trabajan actualmente 17 personas, por lo que la propietaria señaló que “una buena temporada es poder afrontar los sueldos de nuestros empleados y poder pagar a nuestros proveedores, no es una temporada donde un comerciante puede estar pensando en ganar plata, lamentablemente es otra la realidad”.

En ese sentido, el presidente del Edetur también destacó el sistema de aforo y el cumplimiento de los protocolos por parte de comerciantes y turistas, lo que permitirá que la temporada no sea aún más dura de lo que es.

“No dejamos de seguir muy atentamente lo que sucede en Europa para que no pase lo mismo en nuestro país, por eso es muy importante seguir redoblando el esfuerzo para seguir cuidándonos, el propio intendente Cristian Cardozo sigue muy de cerca lo que sucede en el país, y también está en contacto con distintas zonas de España”, aseguró.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.