• lluvia ligera
    21° 24 de Octubre de 2020
garro-polijpg

La “policía” de Garro también reclama: cobran 11 mil pesos y son cooperativistas

Las protestas policiales por mejores salariales empujaron a los integrantes de la Guardia Urbana de Prevención Municipal (GUP) de La Plata a reclamar por sus derechos laborales. A pesar de que la ordenanza que regula a esta fuerza lo prohíbe, sus miembros figuran como cooperativistas y perciben un salario muy por debajo de la línea de indigencia.

“Sufrimos una gran precarización laboral, la gran mayoría somos cooperativistas y cobramos 11.300 pesos. Cumplimos un régimen de 12 horas por 36 como la policía y hace un año que no tenemos aumento”, explicó a Todo Provincial Martín, un integrante de la GUP que pidió resguardar su identidad por temor a represalias.

La fuerza municipal fue lanzada en 2019 por el intendente Julio Garro. Su creación fue sancionada a través de una ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante de La Plata. La normativa confeccionada por el ejecutivo comunal establece que la Guardia Urbana sólo puede estar constituida por personal de planta permanente y contratados del municipio. Nada de eso se cumple.

“Además del tema salarial pedimos garantías laborales. La normativa dice que somos auxiliares de todas las fuerzas sanitarias y de emergencia como Niñez y Adolescencia, tránsito, SAME, policía y hasta del ejército”, expresó el trabajador.

Y advirtió: “Pero la realidad es que ni siquiera somos parte de la guardia porque la ordenanza establece que solo personal municipal puede integrarla. Nosotros somos integrantes de una cooperativa trucha radicada en Berisso llamada Autentika Limitada”.

La GUP es una suerte de “comodín” de la gestión municipal. Cumplen todo tipo de tareas vinculadas a seguridad, tránsito, prevención, contención y monitoreo. A veces son enviados a realizar inspecciones, función para la que no poseen facultades por lo que esos procedimientos en realidad son inválidos.

Según el municipio la GUP está integrada por unos 500 integrantes que se dividen en seguridad interior y exterior. Los primeros cumplen funciones en edificios municipales y los segundos están en los contenedores colocados en espacios públicos y en la calle. Sus directores son Carlos Mariezcurrena, Cristian López y Eduardo Suárez. Todos cumplen órdenes del secretario de Seguridad, Darío Ganduglia.

A pesar de las amenazas que reciben constantemente, las protestas policiales hicieron que los integrantes de la GUP de La Plata se animaran a reclamar. Este jueves se movilizaron a la Municipalidad para exigir mejoras salariales y la regularización  de su situación laboral.

“Estamos totalmente expuestos porque mucha gente no sabe qué somos, algunos piensan que somos policías. Hemos estado hasta en tiroteos”, explicó el integrante de la Guardia.

Y agregó: “Recién en los últimos días comenzaron a traernos alcohol pero no nos dan guantes ni barbijos. Están dando un bono de 2 mil pesos por trabajar en pandemia. Además nos pagan un seguro de vida pero no sabemos de qué se trata”.

Los integrantes de la GUP advirtieron que de no haber mejoras solicitarán una auditoria y la  intervención del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). Además exigirán la convocatoria de una asamblea general de la cooperativa Autentika de la que desconocen a sus autoridades.

Los directores de la guardia recibieron a los manifestantes y les prometieron realizar una reunión mensual los últimos viernes de cada mes para tratar los reclamos. López y Mariezcurrena dijeron que “trasladarán el reclamo salarial hacia arriba” y mencionaron una paritaria que se realizaría el próximo lunes. La realidad es que la Municipalidad de La Plata no adhirió a la Ley de Paritarias Municipales lograda por FESIMUBO y, además, este tipo de negociaciones no incumben a los cooperativistas.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.