• nubes
    11° 7 de Agosto de 2020
incendio-casillajpg

Los Bomberos no pudieron llegar porque no hay calles y una familia perdió todo en el incendio de su casa

Un papá de 19 años, una mamá de 17 y un bebé de 8 meses, que vivían en el Barrio Kennedy, sufrieron las consecuencias del fuego en su vivienda, que resultó con pérdidas totales por el dificultoso acceso que tuvo el autobomba para ingresar a la zona. Ante la falta de arterias, accedieron con una manguera desde una casa vecina

Hace dos años, los vecinos de un sector del Barrio Kennedy, reclaman a la Secretaría de Tierra y Vivienda de la Municipalidad, por aperturas de calles, particularmente Yapeyú y Gálvez. Esto es clave para entender por qué las pérdidas fueron totales en el incendio de la vivienda de una joven, el domingo a la noche.

El recorrido por donde podría haber entrado el móvil de Bomberos Voluntarios hubiese sido justamente por esas calles si algún funcionario, en este tiempo, escuchaba los reclamos de los vecinos.

Tuvieron que tirar una manguera desde el último patio al que pudieron llegar con el autobomba.

La parte nueva del barrio no tiene calle, ni conexión de agua. Es todo clandestino. Eso hizo que hasta donde estaban las llamas, llegue con poca presión de agua para poder apagar el fuego.

Los Bomberos hicieron lo que pudieron y los vecinos ayudaban con baldes, que sirvió para que las llamas ni alcancen la vivienda de al lado.

Una vecina dispuso su domicilio para recibir donaciones, en calle Batalla de Bailén 529, para estos jóvenes padres de 19 y 17 años y su bebé, de 8 meses.

Los vecinos piden que esta lamentable experiencia sirva para que de una vez abran las calles, haya acceso al agua, tengan cloacas y para que mejore la calidad de vida.

Desde que iniciaron los reclamos, el asentamiento creció y es cada vez más difícil llegar a las últimas viviendas con automóviles particulares, mucho más difícil para los vehículos institucionales -Bomberos Voluntraios, Policía, ambulancias, camión de recolección de residuos, entre otros-.

La calle Yapeyú está cortada por el histórico silo del barrio y Gálvez por una vivienda particular.

Los vecinos se reunieron el lunes con el secretario de Tierra y Vivienda, Juan Manuel Batallanez, quien visitó el sector ese mismo día y entendió la problemática que le venían planteando: hay una casa edificada donde debería estar la calle Gálvez, por lo que deben intervenir otras áreas del Municipio y trabajar de manera articulada, en principio con la Secretaría de Desarrollo Urbano, a cargo de José Salauati.

La familia damnificada está compuesta por el papá de 19 años, que es changarín y se dedica a cortar pasto y vender leña, pero el incendio se llevó todas sus herramientas de trabajo; la mamá de 17 años y su bebé de 8 meses.

La campaña para esta familia está en ropa, abrigo de cama, estufas o lo que se pueda llegar a donar para colaborar para estos días, donde el frío complica aún más el panorama.

El bebé usa ropa talles de 1 año, la mamá talle 2 y el padre talle 3. Quienes deseen colaborar pueden comunicarse sólo vía llamada telefónica al 2477-585989 o acercarse a Batalla de Bailen 529 -la calle de la Estación de Servicios Shell-, a una cuadra y media de la Ruta Nacional Nº 8.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.