• lluvia ligera
    22° 24 de Octubre de 2020
analisis-aguajpg

Los efectos de las restricciones a las fumigaciones: El agua de Pergamino redujo su contaminación en un 50 por ciento en un año

Un informe pericial recientemente agregado a la causa de la Justicia Federal confirma que entre noviembre de 2018 y diciembre del año pasado el número de moléculas tóxicas detectadas en el líquido elemento de nuestra ciudad se comprimió a la mitad

En diciembre del año pasado, el agua de Pergamino ya era menos nociva para la salud que en noviembre de 2018. En prácticamente un año, a partir de las restricciones para fumigaciones ordenadas por la Justicia Federal, la calidad del líquido elemento en nuestra ciudad mejoró un 50 por ciento.

La información exclusiva que pudo confirmar PRIMERA PLANA se desprende de un informe pericial solicitado por el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás, a cargo de Carlos Villafuerte Ruzo, que ya fue agregado a la causa Nro. FRO 70087/2018, caratulada “S/INFRACCION al Art. Nº 55 de la Ley Nº 24051 y 200 del Código Penal”.                                          

Los resultados sobre plaguicidas en muestras de agua presentan un número variable de moléculas detectadas y cuantificadas, entre noviembre de 2018 y diciembre de 2019, en el orden del 50 por ciento.

En noviembre, el resultado del análisis arrojó 18 moléculas de herbicidas, insecticidas y plaguicidas detectadas, mientras que en diciembre pasado fue de 9.

La de reducción en los números máximos de moléculas por muestra de agua, así como la reducción en el número de moléculas detectadas en cada muestreo, obedecen a las medidas restrictivas solicitadas por Fiscal Federal, Matías Felipe Di Lello y autorizadas por el magistrado Villafuerte Ruzo.

No solo fueron las muestras de noviembre de 2018 y diciembre último sino que en mayo del año pasado, la tendencia ya había ofrecido mejoras en la calidad del agua de Pergamino, con un resultado de 14 moléculas detectadas, de acuerdo al informe de la perito ingeniera agrónoma, Virginia Carolina Aparicio, investigadora adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Estación Experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Balcarce.

A fines de agosto de 2019 el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás dictó una resolución que estableció un nuevo límite restrictivo y de exclusión de 1.095 metros para las aplicaciones terrestres y de 3.000 metros para las aéreas. Y además fijó la suspensión de autorizaciones para futuras fumigaciones en la totalidad de la ciudad.                                                                                        

El juez Carlos Villafuerte Ruzo decidió ampliar las medidas precautorias del 3 y 17 de abril de ese mismo año referidas a la suspensión provisional de las fumigaciones y ordenó que deben hacerse extensivas a la totalidad de la ciudad de Pergamino para el no uso de plaguicidas, herbicidas, insecticidas, agroquímicos, productos fitosanitarios, fungicidas y cualquier otro paquete de agroquímicos, mediante fumigaciones terrestres -mosquito, mochila, aspersores- o aéreas, como glifosato como principio activo o sus sales derivadas así como también respecto de Atrazina, Triticonazol, Metolaclor, Acetoclor, Clorpirifos, Glifosato, Imidacloprid, Desetil, 2.4D y de los formulados comerciales Roundup Full II, Roundup Max II, Roundup Ultramax, en zonas urbanas y periurbanas libres del uso de agrotóxicos.                                                                   

Además de notificar al intendente municipal, Javier Martínez de la ampliación de la medida precautoria, le pidió que informe respecto de la totalidad de los pueblos de campaña pertenecientes a la misma circunscripción, cantidad de habitantes y establecimientos rurales educativos asentados en el Partido de Pergamino, a los efectos de fijar los parámetros de distancia que resulten más adecuados.

¿Porqué se ampliaron las distancias para fumigar?

Villafuerte Ruzo consideró como argumentos los resultados de estudios de genotóxicidad que determinan la presencia de daño genético en los organismos de vecinos del Barrio Villa Alicia como así también los informes emitidos por la doctora en Ciencias Biológicas, Delia Aiassa, del Laboratorio de Servicios y Diagnostico en Salud y Ambiente de la Universidad Nacional de Río Cuarto, que dan cuenta de los posibles daños a la salud que pueden desencadenarse sobre todo en niños.                    

También el juez contempló las investigaciones de Aiassa sobre la exposición a los agroquímicos en poblaciones de corta edad, donde la reconocida profesional recomienda 1.095 metros como zona restringida de contacto con agrotóxicos.                                                                                    

Al respecto señaló que es imprescindible la ampliación de la extensión geográfica sobre toda la ciudad y las escuelas rurales del Partido de Pergamino en cuanto a las limitaciones prohibitivas determinadas en el fallo del 3 de abril de 2019.                                                                  

Además de la presentación y las peticiones de la querella, a través de Sabrina Ortíz, el Fiscal Federal, Di Lello, al momento de responder la vista corrida por el juez, destacó la incorporación de pruebas que dan cuenta de la gravedad que podría revestir la contaminación en estudio, donde continúan las discusiones sobre la calidad del agua que se consume en Pergamino y su posible toxicidad por contener diversos agroquímicos que incluso se ven potenciados por otros elementos en cuanto a su daño a la salud humana.                                                           

Di Lello también se pronunció en favor de ampliar la zona de exclusión a toda la ciudad de Pergamino, a las distancias sugeridas por la querella y hasta tanto se cuente con los diversos informes y conclusiones probatorias que se encuentran en curso en la causa.

Por su parte, Carlos Villafuerte Ruzo argumentó en su dictamen que se detectó glifosato en sangre y orina de personas, con un incremento en los marcadores sanguíneos de daño cromosómico, sumado a los resultados de estudios de contaminación en los barrios de Pergamino, que arrojaron un amplio cumulo de moléculas de plaguicidas en aguas y suelo, determinándose con posterioridad -según informaron algunos de los especialistas intervinientes en la causa- que el agua de red y pozos no resulta apta para consumo humano, circunstancia que se encuentra en plena etapa de discusión.                                                                       

El estado de situación exigió la necesidad de dar respuesta a los requerimientos y a la viabilidad de la medida en orden a la prevención de daños futuros, según entendió oportunamente el magistrado.

 

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.