• cielo claro
    11° 21 de Mayo de 2022
dia-del-periodistajpg-1

Nada para festejar

Guillermo Memo García Por Guillermo Memo García | 7 de Junio de 2021

Nunca o muy pocas veces un Día del Periodista fue tan triste y doloroso como el de hoy. La situación epidemiológica en general nos ubica en una situación de aflicción y enormemente difícil.

Las noticias que debemos brindar o la verificación de datos son bofetadas todos los días. Y cuando no hablamos de familiares afectados, son amigos, conocidos. O nosotros mismos. Esta es la dinámica de los periodistas del interior. O de un lugar donde nos conocemos todos.

Pero eso no es todo en éste golpeado 7 de Junio. Ayer nos costó más de la cuenta creer por el fallecimiento del querido Román Absalón Castelli. Un periodista deportivo que bien conocía tanto los aspectos técnicos y eruditos de la profesión, como esas escalas morales que distingue al hombre de prensa. No éramos pocos los colegas que lo observamos como un modelo de la vieja guardia, por la rectitud, la luminosidad y el profesionalismo con que desarrollaba la tarea.

La jornada previa al Día del Periodista se fue Román. Pero además parecen que las partidas de Mario Gustavo Farhan y Carlos Daniel Delio fueron ayer. Y siguen también vigentes entre nosotros Claudia Aiello y Fernando Sabas.  

La fecha se conmemora hoy en el marco de una severa crisis sanitaria, con víctimas fatales que se duplicaron y hasta quintuplicaron en Pergamino, como los últimos dos meses y con colegas que ya no están. No hay nada para festejar.

En el ejercicio del periodismo, sea cual fuere el ámbito y la temática que persigue quien lo realiza, resulta necesario hacer de eso dos dimensiones: Verdad y honradez, un eje vertebrador en la práctica. Si dudas, el camino del periodista se orienta y se conduce a partir de la verdad y la honradez.

Porque se puede trabajar como periodista o ser periodista. Es un oficio similar al del enfermero. Debe ser como un servicio humilde y punto. No me refiero al famoso que se puede escuchar en una radio o ver en la pantalla, que se gana un respeto discutible, solo por ser conocido. Hablo en homenaje a muchos periodistas que trabajan y dejan todo, sin ser reconocidos.

Un día como hoy recibiremos múltiples salutaciones e invitaciones porque abundan los que quieren quedar bien con los periodistas y trabajadores de prensa y hasta sacarse fotos de tan agradables momentos.

Pero a los trabajadores de prensa en general y a los periodistas en particular, nos gustaría mucho tener un Feliz Día. Sería realmente una gratificante jornada y de alegría si tuviéramos otra realidad sanitaria y entre nosotros a los colegas que en tan poco tiempo se fueron de éste mundo.  

Hoy debería ser un 7 de Junio sin ésta tristeza y amargura para levantar la copa y brindar con los colegas gritando al unísono feliz día. Pero no hay motivos para festejar. Aunque sí, como lo hubiesen exigido los que ya no están entre nosotros, no renunciaremos a seguir emprendiendo y acompañando la lucha, intentando hacer periodismo en una ciudad como la nuestra, como aporte fundamental para la consolidación de la democracia y con la seguridad y la convicción que en cada acción estaremos siempre reivindicando esta profesión.

Nuestra función es proporcionar a la ciudadanía la información que necesita para comprender su realidad y transformarla. Entonces, no permitamos que nadie ni nada nos impida realizar tan trascendental tarea. Porque, en definitiva, la historia cambia según la voz que la cuenta.

 *El autor es periodista, integrante de PRIMERA PLANA y conductor de RADIO MAS (FM 106.7)

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.