• cielo claro
    30° 25 de Febrero de 2021
pablo-moyajpg

Pablo Moya, el cordobés que ya es un pergaminense más

El jugador llegó como refuerzo de Pergamino Basquet para la pasada temporada, pero la suspensión del torneo y la pandemia hicieron que tuviera que quedarse en la ciudad junto con su familia

Proveniente de Estudiantes de Olavarría, arribó a nuestra ciudad como una de las grandes incorporaciones de Pergamino Basquet para la temporada del Torneo Federal suspendido.                                                                    

Por cuestiones lógicas y ante la emergencia sanitaria decretada por la pandemia, la competencia se dio por finalizada cuando restaban jugarse partidos de la fase regular y los playoffs. Pero Pablo Moya, junto con su familia, permanece en Pergamino. “Nos quedamos acá ya que los dirigentes nos siguen dando la casa. Tengo dos años de contrato y la verdad que estamos cómodos”, contó el pívot a PRIMERA PLANA. Y destacó que desde un primer momento se sintió muy bien: “Siempre nos brindaron todo lo que necesitábamos; muy contento con eso”.                     

A Pablo, Pergamino le gusta porque si bien es una ciudad que tiene muchas atracciones, considera que aun “conserva algunas cosas de ciudades chicas. Como, por ejemplo, tener relación con los vecinos, la amabilidad de la gente, el pararte a hablar en la calle con alguien, son cosas que en ciudades grandes no se dan”.                                                                                  

En sus ratos libres, junto con su familia, aprovecha las plazas y el Terraplén. “Estamos esperando que se pueda volver para disfrutar de esas cosas que nos gustan hacer con mi señora y mi hija”, dijo.              

Durante sus primeros días post suspensión del torneo y ante la incertidumbre de no saber si continuaba o no la competencia, siguió entrenando en su casa, con un plan que le entregó el “profe” Juan Novakovich. “Cuando se dio por finalizada la competencia la verdad es que me agarro un bajón y estuve dos semanas sin entrenar hasta que retome en casa, con elementos propios. Trate de manejarme con ejercicios funcional, que era lo único que podía hacer”, expresó a PRIMERA PLANA.                        

Cuando llegó la autorización empezó a salir a correr y a partir de la habilitación de los gimnasios pudo complementar la actividad. El basquetbolista espera que pronto se permita entrenar con normalidad “aunque sea de manera individual para empezar con fundamentos y la técnica individual” porque “lo que más extraño es el día a día, la competencia, los compañeros. La verdad es que se hizo muy largo esto. Al principio nunca pensé que iba a ser así y ojalá termine pronto”.

Uno de los motivos por el cual el cordobés también desea que la emergencia sanitaria finalice rápido es para poder volver a su ciudad natal. “Tampoco no queremos viajar por el tema que sí llegamos a ir, no sabemos sí podemos volver.                                                

“Preferimos no ir para allá y poder estar tranquilos acá para que cuando si lo hagamos podamos disfrutar de la provincia”, admitió Pablo Moya. Mientras tanto analiza cómo afrontar la situación económica a futuro. Junto con su esposa avanzan con varios proyectos, aunque recién tomara una decisión “cuando se reanude todo y se pueda volver a la normalidad”. 

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.