• nubes rotas
    24° 13 de Diciembre de 2019
abuelos-jubiladosjpeg

Pergamino se encuentra en el podio de las ciudades con población más envejecida de la provincia

Está en un mismo nivel compartido con otras ciudades como Junín, Chacabuco, Chivilcoy, Tres Arroyos, Azul, Tandil, Necochea, Bahía Blanca y General Pueyrredón (Mar del Plata). Por cada cien niños, hay cien personas mayores. ¿Por qué estos índices serían una "buena noticia" para nuestra ciudad?

Con el propósito de analizar la distribución territorial de las personas de 100 años en la Provincia de Buenos Aires, y así encontrar patrones comunes de envejecimiento poblacional en la región, el licenciado Javier Arakaki, del Instituto Nacional de Servicios Sociales de Jubilados y Pensionados (INSSJP) PAMI realizó un estudio que fue presentado durante la pasada Feria del Libro en la ciudad de Junín. 

Según las estimaciones del INDEC en base al CENSO 2010, para el 2040 en la República Argentina habrá por primera vez más personas de 60 años que menores de 15 y en esa misma línea, Pergamino se encuentra en el podio de las diez ciudades bonaerenses -mayor de 50 mil habitantes- con población más envejecida, donde hay por cada cien niños, hay cien personas mayores.

Junín, Chacabuco, Chivilcoy, Tres Arroyos, Azul y Tandil integran también ese ranking junto con Necochea, Bahía Blanca y General Pueyrredón (Mar del Plata).

Si bien el envejecimiento poblacional es un proceso que se registra en el último siglo a nivel nacional, regional y mundial, este crecimiento demográfico no deja de representar grandes desafíos que se deberán atender en cada localidad a nivel social, sanitario y poblacional. A diferencia de los países desarrollados, en la región latinoamericana el proceso de envejecimiento ocurre en un contexto marcado por una amplia desigualdad en el acceso a servicios, educación y salud.

Arakaki señaló que "la mayor o menor probabilidad de hallar personas centenarias en un núcleo poblacional no es producto del azar", casualmente, uno de los puntos importantes del estudio consiste en haber encontrado un verdadero "patrón de distribución territorial de la concentración de centenarios". 

"Pudimos comprobar que la mayor densidad de centenarios está significativamente asociada a la mayor presencia de personas con altos niveles de educación formal y los años de escolaridad es una variable asociada al nivel socioeconómico de los hogares, ya que se asume que para poder continuar con estudios más allá del nivel obligatorio se debe contar con una serie de recursos económicos" reza el informe. Básicamente, estas migraciones por estudio, generan que las poblaciones más jóvenes se movilicen hacia otras ciudades. 

Y en el mismo sentido, Arakaki aseguró que la densidad de centenarios se encuentra inversamente relacionada con la cantidad de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) en la Provincia de Buenos Aires. Resumiendo, el axioma "donde hay más cantidad de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas hay menos índice de envejecimiento" resulta una buena noticia para Pergamino, sumado a que según los investigadores, este indicador presenta una fuerte estabilidad a través del tiempo porque se compone de variables difíciles de modificar en el corto plazo.

En contrapartida, el informe también señala una tendencia que en este caso no sería favorable para Pergamino: en los municipios donde hay mayor cantidad de jefes por empleados, el índice de envejecimiento es mayor y viceversa. 

En base al análisis de estas correlaciones el autor plantea que si bien existen determinantes genéticos que permiten llegar a tales umbrales etarios, sólo pueden desarrollarse en un medio ambiente económico, social y educativo favorable. 

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.