• cielo claro
    -0° 14 de Julio de 2020
juan-roccabrunajpg

¿Quién es el pergaminense que trabajaba de recepcionista en la clínica del doctor Rubén Mühlberger?

Juan Roccabruna, que cumplía tareas laborales en el área de admisión de la institución de calle Arenales al 1300, brindó detalles de cómo atendían a los pacientes. “Cuando lo conocí me di cuenta de que era un encantador de serpientes”, dijo sobre el médico detenido

Ayer, el pergaminense Juan Roccabruna, que trabajaba como recepcionista en la clínica del doctor Rubén Mühlberger, fue entrevistado por Jorge Rial, en el programa Intrusos y ofreció precisiones sobre el funcionamiento del lugar.

El joven de nuestra ciudad habló desde el “antiviral” que vendían para la prevención del coronavirus hasta el “té rojo” que les daban a sus pacientes.

Además, relató cómo fue el allanamiento del jueves pasado, cuando el médico quedó detenido.

Mühlberger está acusado de tres delitos: violar la cuarentena haciendo funcionar su clínica cuando está prohibido, promocionar un comprimido para la cura del COVID-19 y abandono de persona, a raíz de la denuncia de una mujer que afirmó en la Fiscalía que su padre se había atendido en esa institución y le suministraron un medicamento 15 días antes de su muerte.

Roccabruna contó que "el 80 por ciento de las recetas que hacía el doctor eran para comprar en su dietética". Y agregó que el valor variaba según el poder adquisitivo del paciente. "Hay una lista de precios, pero hay descuentos, o a los que se sabe que tienen más dinero se les cobra más. Cada cliente tiene un precio distinto".

El recepcionista de Pergamino estudió en la Escuela Normal Superior "Joaquín V. González" y tras egresar emigró a Buenos Aires, donde comenzó una carrera como modelo. Empezó a trabajar en la clínica de Mühlberger el 7 de enero pasado y subrayó que en la entrevista laboral le consultaron si su "elección sexual era la misma que la del doctor Mühlberger" y qué series le gustaba ver. "Cuando lo conocí me di cuenta de que era un encantador de serpientes. Me pidió la mano, me la leyó, me dijo que era un rey sin corona. De manera indirecta me dijo que cuando amaba a una persona tenía que admirarlo. 'Vos tenés que leer mis libros', me dijo", aseguró. Y acusó al médico de "maltratador".

El "antiviral" para el Coronavirus

"No me acuerdo la fecha exacta que pusimos el cartel, pero fue cuando el coronavirus ya empezaba a tener impacto", contó sobre las imágenes que se viralizaron sobre el papel que estaba pegado en el consultorio y que daba a entender que tenía una "cura" para el COVID-19.Según el relato del pergaminense, se trató de un plan de marketing. "Nosotros promocionamos una atención de prevención del coronavirus. Recetábamos un antiviral", indicó, y detalló que el valor del frasco era de 4.500 pesos. "Tenía 60 pastillas y era de dos tomas diarias. Es decir, duraba un mes".

Juan Roccarbuna reveló que entre la lista de pacientes conocidos que se atendían en la clínica figura "Lilita" Carrió, a quien, dentro de la institución, tenían anotada como "Paciente 4", para evitar que se hiciera pública la noticia. "Yo la vi dos veces", contó, y detalló que la exdiputada de la Nación asistía con su seguridad personal y que la esperaban en la recepción."Había más pacientes llamados así. Es un cierto código para manejar los nombres con discreción", explicó.                                            

Por último, el joven de nuestra ciudad se refirió a un polémico "té rojo" -así lo llamaban en el consultorio- que les daban a sus pacientes cuando se ponían "inquietos". "Había que llevarles un té con gotas de clonazepam", aseveró, al mismo tiempo que expresó que los clientes no sabían que en la infusión les daban un fármaco.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZx.