• cielo claro
    21° 16 de Octubre de 2021
andrea-pololajpg

“Se van espaciando las clases, es una presencialidad muy efímera”

Desde la UDOCBA alertan sobre el aumento de personal de educación contagiado de COVID-19 y las dificultades que enfrentan durante el dictado de clases presenciales. También se quejan por la falta de participación del Municipio en la situación escolar

El protocolo establecido para el dictado de clases presenciales indica que la ventilación en las aulas tiene que ser permanente y cruzada, lo cual vuelve imposible mantener calefaccionado el espacio. Al respecto, Andrea Polola, de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), dijo que hasta hace pocos días era más fácil mantener la ventilación de los ambientes en los edificios escolares, pero ahora con el avance del frío se nos hace un poco más complicado”.

Tal es así que “la institución tiene privilegiar el evitar la difusión del virus a la temperatura ambiente. La medida es clara, así que los chicos deberán venir más abrigados a la escuela y tendremos que aguantarlo”, sostuvo.

Esto se le suma a todas las dificultades que tanto docentes como alumnos venían teniendo para permanecer en las aulas, como el permanente uso de barbijo durante 4 horas seguidas, los estrictos cuidados durante los recreos y el mantener la distancia entre las burbujas sanitarias.

La representante gremial también señaló que dentro de los establecimientos educativos notaron un incremento de estudiantes y docentes afectados por COVID-19. “La semana pasada hicimos un relevamiento y teníamos alrededor de 12 docentes aislados y otro tanto de alumnos, no solamente por casos sospechosos sino también por casos positivos”, afirmó Andrea Polola.

Desde su punto de vista, actualmente los alumnos están en una “cuasi presencialidad porque los chicos vienen semana por medio a la escuela y a veces cada 15 días, debido a que justamente, cuando les toca venir, tienen un compañero o docente aislado con el que tuvieron contacto. Entonces se van espaciando las clases, es una presencialidad muy efímera”.

En una reunión se realizó en el Municipio, entre docentes y funcionarios municipales, a mediados del mes pasado, se acordó sumar a los representantes de la educación a las actualizaciones oficiales del contexto sanitario, a través de un contacto de ida y vuelta semanal. Además, el intendente municipal Javier Martínez se comprometió a involucrar a los gremios docentes en el Comité de Crisis.

No obstante, la representante de UDOCBA afirmó que eso no sucedió. “Nosotros queremos participar del Comité porque tenemos los datos fehacientes, transitamos las escuelas y estamos dentro trabajando. Pero no fuimos convocados nunca más. No tuvimos ninguna otra respuesta.

Ante las dificultades y el nulo involucramiento municipal, Polola sentenció que “nos parece que hay una indiferencia muy grande respecto a este tema. Basta con que los chicos estén adentro y nada más”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.