• nubes
    10° 20 de Mayo de 2022
karim-galgosjpg

Sigue la polémica por un almuerzo en el Club Douglas Haig: “Llevan a los animales para hacer negocios”

Se realizó un evento al que asistieron personas para comprar y vender galgos, servicios de monta y tratamientos. Desde la presidencia de la institución y el Municipio aseguraron que no habría perros presentes, pero la realidad fue otra

Entre grupos rescatistas y proteccionistas de animales de la ciudad e inclusive a nivel país, todavía persiste el fuerte repudio al Municipio de Pergamino por un evento que se realizó en el club Douglas Haig, durante el fin de semana.

Se trata de un “almuerzo galguero” que se lleva a cabo desde hace cuatro años, al que asisten personas relacionadas a la cría y venta de estos animales a pesar de que desde 2016 las carreras de galgos están prohibidas por la Ley Nº 27.330.

La legislación determina que “queda prohibido en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza”. A su vez, estipula la penalización de cualquier promoción, incitación o facilitación de dichos eventos, en los que se explota a los animales con fines económicos.

La alerta por el “almuerzo galguero” en Pergamino llegó al ámbito nacional y fueron los miembros del Proyecto Galgo Argentina (PGA) quienes, previo al evento, se comunicaron con el presidente del club, Karim Dib y personal municipal para asegurarse que no haya animales presentes y que no se hicieran negocios en torno a su explotación.

Inés, proteccionista integrante de PGA, dijo a Error 404 de RADIO MAS (FM 106.7) que “en Pergamino pasó lo que pasa hace 4 años, que venimos repudiando el almuerzo galguero y hablando con el Municipio. Nosotros queremos impedirlo porque los galgueros van con los perros, cachorros de galgos, que los venden”.

Según pudieron averiguar desde la organización, el domingo se vendieron 11 cachorros de galgos a 65 mil pesos cada uno aproximadamente. Además, quienes asisten, venden servicios de monta presentando los premios que cada animal ganó, según se denunció desde PGA.

“Llevan a los animales para hacer negocios, como si el perro fuese una foto de su árbol genealógico. Según el perro es el costo del servicio. Presentan un padrillo y cobran el servicio a 50 mil o 60 mil pesos o alguien lleva a una hembra, y cobran 70 mil pesos por el servicio”, denunció Inés.

También dijo que “también hubo una persona muy conocida de San Pedro que vende tratamientos con arsénico, metanfetaminas y todo lo que le dan a los galgos para correr. Y nos cuenta gente que escuchaban aullar a los galgos que no bajaron y dejaron en los baúles de las camionetas”.

Las críticas y reclamos en las redes sociales no se hicieron esperar, tanto antes como después del almuerzo galguero. Principalmente porque el presidente del Club Douglas Haig, actual concejal oficialista y exsecretario de Seguridad de la Municipalidad, Karim Dib se comprometió a no permitir la presencia de animales, pero luego se viralizaron fotografías contundentes que demostraron lo contrario.

“Nos prometieron desde el club que no iban a ir animales. Dib dijo que no iban a ir perros, que el club no lo iba a permitir por reglamento. Pero fueron y tenemos fotos donde él está pasando por atrás de una persona que está sosteniendo a un galgo”, manifestó la referente de PGA.

La agrupación proteccionista también habló con el secretario de Gobierno del Municipio. “Juan Manuel Rico Zini dijo que iban a asegurar el control del almuerzo con gente de seguridad de ellos para que no vendan cachorros ni montas. Pero el que iba a controlar, miembro de la secretaria de Seguridad, Guillermo Martin Aranibe, es uno de los principales organizadores del almuerzo. ¿El iba a controlar? El tiene una causa cuando entro en propiedad privada en un campo a cazar con perros galgos y lo agarró la patrulla urbana. Esa persona hoy esta de seguridad en el Municipio”, aseguró.

“Por supuesto que el control no existió. Se vendieron cachorros, se vendieron montas y hasta hubo agresiones físicas entre los presentes que se agarraron a piñas. Esto es lo que ellos dicen que es un ambiente familiar y abierto”.

La agrupación Proyecto Galgo Argentina es la impulsora de la ley que penaliza las carreras de perros con hasta 4 años de prisión. Por lo tanto, sus miembros pretenden ir hasta las máximas consecuencias ante este caso.

“Según la ley, hacer una reunión en un lugar público y organizar carreras de perros es un delito. El tema es que tenemos que tener las pruebas de alguien que haya estado ahí y haya podido grabar o salga como testigo de que hayan estado promoviendo o facilitando las carreras de perros”, indicó Inés.

En ese sentido, subrayó que “estamos averiguando para iniciar una causa y ver cómo avanzar. Lo importante es que la gente sepa quién es quién en cada municipio. Porque así como en otro municipio importan los problemas éticos y se frenó el almuerzo galguero, parece que acá no importa ni se tuvo en cuenta”.

Tal es así que remarcó que, a pesar de las demandas de la ciudadanía en general, el almuerzo se realizó igual. “Un montón de proteccionistas locales y personas que le escriben al municipio pedimos lo mismo: Que los animales no vayan a los almuerzos. También es tener en cuenta a la sociedad porque el intendente (Javier Martínez) recibió muchos mensajes de su gente pidiendo por favor que lo suspenda y acá no se escuchó a nadie”.

Por lo tanto, Inés de Proyecto Galgo Argentina, se preguntó: “¿Qué ejemplo da a la sociedad un municipio que avala la explotación de galgos cuando la sociedad argentina en 2016 le dijo ‘no’ y por eso hay una ley que lo penaliza?”.

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.