• cielo claro
    10 de Agosto de 2020
carre3-minjpeg

Un robo de película que terminó en fiasco

En la madrugada de ayer ingresaron al local del Supermercado Carrefour, de Avenida Rocha y Trincavelli. Lo hicieron por los ductos de ventilación portando una amoladora para alzarse con un escaso botín

Gran sorpresa se llevaron los trabajadores de la sucursal del Supermercado Carrefour, ubicada en Avenida Rocha y Trincavelli, ayer a la mañana, cuando se alistaban para abrir sus puertas.

Ocho cámaras de seguridad pintadas con aerosol, cuatro sensores de movimiento anulados y una caja fuerte violentada con una amoladora, además de otras anormalidades, hicieron prever que algo había acontecido y sin más demora llamaron al 911, mientras se preguntaban cómo fue posible que ninguna alarma se activó.

En cuestión de minutos la Policía se hizo presente en los fondos del supermercado y luego de entrevistarse con personal del market se constató el robo, que en definitiva fue un fiasco para la logística que en principio significa el asalto al supermercado, el cual cuenta con un sistema de alarmas centralizadas con cámaras y sensores de movimiento. Ese procedimiento precisamente, ante cualquier anomalía, da inmediato aviso automatizado a la central policial, algo que en esta ocasión no sucedió sin que hasta el momento se conozcan más detalles sobre esa situación.

Se presume que el o los delincuentes ingresaron por los techos, aprovecharon el sistema de ventilación para bajar en una zona en la que pudieron anular cámaras y sensores de movimiento, quedando a solas en un sector en el que se encuentran dos cajas de seguridad.

Las primeras hipótesis indicaban que habrían querido violentar una caja de tesorería del supermercado, pero les fue imposible. Ante esa situación habrían intentado forzar el ingreso a otra sala, en la que aparentemente se resguardan bebidas alcohólicas importadas, pero tampoco pudieron lograr el cometido.

Por último, lograron violar una caja de transferencias que pertenece a la firma Prosegur. En esa arca sólo se depositan diariamente montos menores y en la denuncia consta el faltante de unos 12.000 pesos.

Será ahora materia de investigación cómo es que el o los delincuentes se lograron desactivar los códigos de las alarmas y porqué dando muestras del profesionalismo con el que actuaron no tuvieron presente que esa sucursal del Supermercado Carrefour habitualmente no cuenta con grandes sumas de dinero.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.