• nubes
    28° 8 de Diciembre de 2019
hambre-apetito-heladerajpg

Cómo saber si comés por hambre o apetito. Las claves para diferenciarlos

Nuestras elecciones alimentarias no se basan simplemente en una respuesta biológica para dar al cuerpo los nutrientes necesarios para realizar nuestras actividades cotidianas. La gran mayoría de las veces comemos sin tener hambre y por miles de motivos que no tiene que ver con nutrirnos.

No es lo mismo tener hambre que apetito. Muchas veces los confundimos y solemos decir que tenemos hambre cuando en realidad es apetito. Hoy te cuento cómo identificarlos y diferenciarlos.

El hambre es una necesidad fisiológica fundamental para incorporar los alimentos necesarios para nutrirnos y tener energía para nuestras actividades cotidianas. Es un instinto que nos esta avisando que debemos ingerir comida, independientemente de nuestros gustos o preferencias alimentarias. Una vez ingerida la comida esa sensación se calma y desaparece.

El apetito no es algo fisiológico sino emocional, es el deseo de comer por placer y generalmente algo en particular, no es para nutrirnos sino para satisfacer nuestros deseos o emociones, ya sea aburrimiento tristeza o depresión. No calmamos el apetito con la ingesta del alimento en cuestión por lo tanto el control es voluntario o hasta sentirnos sumamente llenos .

Lo fundamental es empezar a escuchar nuestro cuerpo y las señales que nos manda, trabajar para que la mayoría de nuestras ingestas sean en función de nuestro hambre y no del apetito.

La autora es Licenciada en Nutrición. MP3859. Integra, Centro Médico. Alem y 11 De Septiembre. Tel: 432253

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.