• nubes dispersas
    16° 17 de Agosto de 2019
hcd-pergaminojpg

El Concejo aun no aprobó el pedido de preservación de la ciudad en elecciones

Desde el año pasado hay un proyecto presentado por la Secretaría de Gobierno para que los partidos y agrupaciones políticas cuiden el espacio público durante este período de propaganda proselitista. La iniciativa promueve tanto evitar daños en mobiliario, semáforos, paredes y medianeras en general, incluyendo el Paseo Ribereño, como no generar gastos de limpieza.

La realización de seminarios vinculados con las experiencias nacionales e internacionales sobre campañas electorales responsables en la vía pública muestra la importancia que se le viene dando al tema en ciudades importantes del país y a las que Pergamino debería adoptar pensando en la publicidad proselitista para las elecciones primarias del próximo 11 de agosto.

Para que las propuestas que van en este sentido surtan efecto real se necesita la participación de partidos políticos, candidatos, candidatas, empresas de vía pública, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil; que todos entiendan concretamente la importancia de preservar la ciudad.

En el proyecto de ordenanza presentado por la Secretaría de Gobierno “se espera el cumplimiento de la temática de la publicidad y/o propaganda electoral, la cual deberá respetar valores patrimoniales y de preservación ecológica, arquitectónica y sobre todas las cosas de los espacios urbanos”. Está desde el año pasado en el Concejo Deliberante y aún no se aprobó.

Durante el período electoral los partidos políticos despliegan una parafernalia de publicidad política utilizando como soporte los espacios públicos. La vía pública, en todos los niveles de la visión, es cooptada por artilugios de campaña. Desde el afiche en la columna hasta el folleto entregado en propias manos, todo genera una cuantiosa cantidad de desechos y desperdicios luego de finalizado el acto eleccionario, dejando los espacios públicos de la ciudad en un estado de suciedad intolerable.
Siempre se habla de la responsabilidad y el compromiso de los candidatos en la recuperación posterior, pero el cumplimiento es casi nulo.

Por eso esta vez el Municipio previó una herramienta legal, a fin de poder exigir lo que moralmente no su cumple. O bien sancionar el incumplimiento. Ahora espera la respuesta de los concejales, concretamente para prohibir la propaganda que se realiza por medio de los árboles, fuentes, estatuas, postes de señalización de tránsito, nomencladores de las calles, refugios de transporte, edificios de valor cultural, histórico o arquitectónico sean de propiedad pública o privada.

Cuidar entre todos

Asimismo el proyecto incluye que se puedan pintar muros exteriores, medianeros, divisorios y en toda fachada de vivienda pública o privada; en el pavimento de la calzada y corredores públicos como la zona del Paseo Ribereño.
“También está prohibida la propaganda política por medio de pasacalles; volantes arrojados a la vía pública, manualmente o desde vehículos terrestres o aéreos, no entregados en mano o bajo puerta”, detalla la iniciativa que espera su tratamiento por parte de los legisladores locales. 

En esta misma línea se evitarán aquellos carteles que dificulte la visualización, “impidiéndola parcial o totalmente, de señales de interés público y/o seguridad pública dado que muchas veces se tapan indicadores de servicios o acceso a edificios públicos, sanatorios, hospitales y todo tipo de establecimiento asistencial”, resaltaron fuentes consultadas por el Diario sobre el proyecto de ordenanza. 

El partido político, sede, filial, apoderado, candidatos, propietario o responsable está obligado a la conservación y mantenimiento del anuncio debiendo retirar el mismo y su instalación limpiando cualquier material residual; a su vez tendrán que dejar el espacio desocupado en perfectas condiciones dentro de los siete días de finalizada la elección.

Dar el ejemplo

“Quienes no cumplan con esta disposición serán pasibles de la sanción pertinente, la que deberá reglamentar el Ejecutivo, y el decomiso de los anuncios de publicidad y los elementos, por personal municipal o empresa contratada a tal efecto, siendo a cargo del responsable los gastos que se ocasionen. Todas las multas se duplicarán en caso de reincidencia”, señalan las normativas vinculadas con este proyecto que busca el cuidado de la ciudad en general en estos tiempos de elecciones y donde es sumamente complicado que se cumplan los pedidos.

Si bien los diferentes espacios políticos locales que competirán este año por la intendencia en reiteradas oportunidades mostraron su intención por el cuidado de la ciudad, lo más adecuado es predicar directamente con el ejemplo sobre la preservación de Pergamino dado que si en la campaña no actúan como corresponde, qué se podrá esperar de su gestión a futuro para lograr una ciudad mejor.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.