• nubes
    25° 17 de Enero de 2022
almacen-familiar0jpg

Explosión y destrozos en un almacén familiar: “Todo desapareció”

Un comercio del Barrio de Viajantes quedó completamente arruinado a raíz de un incendio que arrasó con toda la infraestructura, las herramientas de trabajo y la mercadería. Sus dueños necesitan ayuda para reconstruirlo

Una familia del Barrio de Viajantes vivió una madrugada catastrófica después que por motivos desconocidos, su almacén explotó y terminó destrozado por las llamas.

Todo ocurrió durante las primeras horas del lunes, en la intersección de las calles Nº 10 y 17, dónde la familia vive y además tienen, en la parte delantera, un negocio de alimentos y bebidas en general, que constituye su principal fuente de trabajo.

A las 2:45 hs., Eleonora se despertó por ruidos de explosiones y cuando se levantó y miró hacia el local, lo encontró sin luz y lleno de humo.  

Llamó a los Bomberos y despertó a su pareja, quién intentó apagar el fuego que estaba en el exterior del local para que no se siga propagando por la casa. A los 10 minutos llegó una dotación de Bomberos y trabajó exhaustivamente para apagar las llamas que se apoderaron del almacén familiar.

Mientras tanto, Eleonora pudo sacar el automóvil que estaba en el interior y su pareja se apresuró a cortar los cables y el suministro de gas. “No sabíamos que iba a pasar, eran puras explosiones y pensé que iba hasta a explotar la casa”, contó la mujer a PRIMERA PLANA.

Los destrozos y las pérdidas fueron totales, tanto de mercadería como de artefactos y elementos de trabajo.

“En el negocio no quedó nada. Todo se derritió. Tenía dos heladeras, una exhibidora vertical y una horizontal y 6 estanterías de madera con toda la mercadería. Explotaron los vidrios de las puertas y de las ventanas.  De la balanza quedó la placa y ni siquiera quedó rastros del posnet o del teléfono fijo. Todo desapareció. Lo único que quedaron fueron las cenizas y el metal de las heladeras”, describió Eleonora.

Junto con la ayuda de los vecinos, la pareja estuvo desde esa madrugada constantemente sacando cenizas y suciedad que quedó en el interior del almacén. “Eran muchas cosas y se volvió todo basura. Lo que no se quemó, se mojó y ya no sirve ni se puede vender. Todo lo que hicimos a base de esfuerzo despareció”, dijo.

Las personas del barrio afortunadamente están colaborando en la reconstrucción del lugar, poniendo su mano de obra o donando materiales de construcción y otros elementos. “Hubo tanta ayuda que no me puedo quejar”, aseguró Eleonora agradecida, quien agregó que “lo que más necesito de urgencia es una heladera mostrador” porque “la había terminado de pagar hacía unos meses y no me duró nada”.

La familia y los vecinos continúan trabajando para poner nuevamente en pie el almacén y reciben todo tipo de donaciones de materiales y elementos para el negocio. “Nunca pensé que iba a necesitar ayuda y sé que la gente es muy solidaria”, destacó la damnificada.

Quiénes deseen colaborar con Eleonora y su familia deben contactarse al 247763-1599.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.