• cielo claro
    16° 7 de Diciembre de 2019
panaderia-minjpg

¿Hay que dejar las harinas para bajar de peso?

Una frase muy común en la consulta nutricional es “hice una dieta y deje de comer harinas, pero no la pude aguante y me comi todo después”.

Casi todos los alimentos procesados la tienen, sin embargo, cada vez hay más gente que deja de consumirla por diferentes cuestiones a tal punto que se ha convertido en el nuevo demonio en la lucha contra el descenso de peso desplazando a la grasa. Exceptuando a personas celíacas o intolerantes al gluten que no pueden consumir harina de trigo y deben reemplazarla por otros tipos de harinas, muchos dejan de consumirla por creer que engorda.

La harina de trigo es un cereal sin fibra que aporta en su mayor proporción hidratos de carbono complejos. Lo que resulta adictivo es la combinación de harina, azúcar, sal y grasa que termina siendo perjudicial para la salud.

Los productos que contienen esta combinación son: galletitas, facturas, bizcochos, golosinas y panificados entre otros. Muchas veces comemos este tipo de alimentos sin registrarlos (picoteo constante mientras trabajo, en casa).

El error está en eliminarlos por completo de tu alimentación, debes consumirlos en una porción adecuado y con una frecuencia determinanda.

Siempre es aconsejable consumir panificados o pastas o cereales combinados con fibra, ya sea eligiendo su versión integral o combinando con verduras o semillas, ya que así brinda más saciedad, se digiere más lentamente y nos aporta energía por mas tiempo.

¡Prestemos atención a lo qué comemos y cómo lo comemos!

La autora es Licenciada en Nutrición. MP3859. Integra, Centro Médico. Alem y 11 De Septiembre. Tel: 432253

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.